domingo, 5 febrero 2023 15:23

¿Amazon es tan gigantesco como se nos quiere hacer creer?

Moody´s Investor´s Service publicó un interesante informe sobre Amazon esta semana. Era muy diferente a las habituales investigaciones de Wall Street, tendientes a brillar sobre cualquier mención a Jeff Bezos. Y una perspectiva tan opuesta a lo tradicional resulta interesante.

De hecho, cada vez que surge un informe con una cobertura tan amplia sobre las acciones, llama la atención. De los 46 analistas que cubren los títulos de Amazon, una recomienda su venta, otros cinco piden mantener y el resto insta a comprar, según datos compilados.

Cuando la investigación de Moody´s tituló su informe “el gigante en línea todavía está lejos de dominar el mercado minorista”, era necesario leerla. Este es la clase de trabajo que un fan del fundador de Amazon necesita para mantener una visión equilibrada.

Ojo, si bien se puede ser un gran consumidor de Amazon o de sus productos: Prime, Alexa, Kindle o Amazon Video; no es igual a convertirse en un inversor y apostar por sus acciones. Quizá muchas de las personas no tendría el estómago para sus altibajos tan salvajes en la Bolsa.

90% del comercio se produce en tiendas físicas y no electrónicamente

La visión contraria de Moody´s es notable porque cuestiona que Amazon, un gigante del comercio en línea, es en realidad el más débil de los minoristas de los Estados Unidos. La compañía con sede en Seattle se queda aproximadamente con la mitad de todas las ventas al por menor en internet, pero sus números se empequeñecen al compararse con el consumo minorista en general. Cerca del 90% de todas las transacciones se hacen sin conexión.

Eso hace pensar en por qué Amazon es tan dominante en línea. En un extremo, Amazon es el mejor para provocar un pago con tarjetas de crédito; pero en otro, apenas rasguña la cacerola, un Sears del futuro que espera su turno para competir.

El negocio de Amazon tambalea en el momento en que recibe atención de organismos antimonopólicos

Lo cierto es que Amazon es un conglomerado imparable, entrando en nuevos mercados, interrumpiendo todo a su paso como lo hizo Apple antes. Eventualmente, los minoristas descubrirán cómo competir con Amazon, con el resultado de que la compañía será exitosa pero no dominante. La suspensión de este debate es si el ascenso de la compañía de Bezos atrae la atención de los organismos antimonopolio del gobierno.

Cuando los inversores consideran datos fundamentales, miran una foto del momento. Los informes de ganancias, datos de ventas, ingresos, son históricos. El desafío estribar en pensar en esto, no como una foto, sino como un video, hasta reproducir una película.

Amazon se ha mantenido fiel a su visión original y eso hace que su éxito sea tan llamativo

Suponiendo que podemos estar de acuerdo en hechos comunes, el siguiente paso consiste en proyectar hacia adelante de lo que sabemos ahora a lo que imaginamos que podría ser en un futuro. Cuando se trata de Amazon, esa imagen en movimiento comienza con una librería en línea. Desde entonces ha tenido una visión consistente. Eso hace que el actual éxito de Amazon sea tan llamativo.

Lo que esa proyección parece hacia adelante es una función de lo bien que la empresa se ejecuta, y lo que queda de su visión original. Obviamente no podemos saber lo bien que lo hará; sólo podemos deducirlo.

Invertir es hacer decisiones probabilísticas con información limitada  sobre un futuro desconocido. La forma en que pensamos en ese futuro, y si los supuestos o las proyecciones que nos hicimos inicialmente  son remotamente precisas, va a determinar el éxito o fracaso de la apuesta.


- Publicidad -