domingo, 3 julio 2022 23:33

New Blanco (heredera de Blanco) busca franquiciados e inversores para expandirse

New Blanco, la firma que aspira a suceder a la extinta Blanco, prepara un ambicioso plan de expansión de cara al próximo año y medio que le permita contar con 150 tiendas al cierre de 2018. Para ello empleará un doble modelo por el que tendrá tiendas propias; pero también franquicias.

Un plan de crecimiento –y eso que todavía no han abierto el primer establecimiento- para el que el grupo Hipaldisa ya busca nuevos inversores que les permita adquirir músculo financiero como para sostener el ritmo de aperturas previsto. De este modo, confían en lograr recuperar la implantación que tenía la antigua Blanco; aunque por ahora van a comenzar su proceso de aperturas en San Javier, en Murcia, antes de que acabe el mes de julio. De este modo, confían en tener 32 tiendas abiertas a 31 de diciembre.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”22564″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La mayor parte de los locales serán antiguos establecimientos de Blanco. Existe un acuerdo con los anteriores propietarios para poder subrogarse en los contratos, lo que facilita las obras de remodelación. Tan sólo hay que adaptarlas al nuevo estilo.

La intención de la compañía es aprovechar también el canal de Internet, en donde ya cuentan con más de 5.000 personas inscritas para recibir las novedades. Así que en el seno del grupo que lidera Jordi Hidalgo son optimistas y confían en que las previsiones planteadas se cumplan. De hecho, trabajan con distintas hipótesis y –en el mejor de los escenarios- confían en un ticket medio de 50 euros que les permitiría cumplir sobradamente con sus estimaciones iniciales.

Recuperar la esencia

New Blanco busca recuperar la esencia del Blanco de su fundador, Bernardo Blanco, con prendas sin muchas copias y con una rotación quincenal. Eso sí, la fabricación será externalizada. No así el diseño y el patronaje que se desarrollá in-house. Se dirigen, según cuentan fuentes conocedoras del proceso a Merca2 a un público de entre 20 y 40 años.

Para lograr ese objetivo el equipo gestor quiere sumar a los antiguos trabajadores. Ahora mismo hay medio centenar que se han sumado a una cooperativa, que participa en la sociedad principal de New Blanco. De este modo, se confía en seguir incorporando a más antiguos empleados de la firma; especialmente en el segmento de diseño y atención al público.

Algunos ex trabajadores de Blanco se han sumado al proyecto. Trabajan en régimen de cooperativa; que forma parte del accionariado de la matriz New Look Blanco

Lo que sí descartan por completo en el seno de New Blanco es recuperar la marca Blanco. Actualmente sigue en manos de Alhokair –el fondo saudí propietario de la marca- que opera con ella en el mercado árabe. Existieron contactos para una cesión temporal, pero suponía demasiados riesgos, por los que se ha optado por un nombre nuevo. No sólo por evitar la posibilidad de perderlo en un año o año y medio; también por una cuestión de márketing –se quiere evitar el daño reputacional sufrido por la anterior firma-.

La nueva empresa, cuya denominación social es New Look Blanco, tiene sede social en Barcelona. Por el momento en las oficinas de su principal accionista (HIpaldisa), aunque ya se está buscando una nueva ubicación para la sede central en la Ciudad Condal. Una apuesta fuerte por Cataluña en un momento en el que existen dudas sobre cuál puede ser el futuro de las empresas en plena deriva nacionalista. Sin embargo, fuentes del grupo reconocen que no prevén que haya ningún impacto porque no habrá independencia catalana.


- Publicidad -