sábado, 2 julio 2022 0:06

La traición que Miquel Roca ha confesado a un grupo de juristas sobre Cataluña

Hace unos días el abogado Miquel Roca, que fuera padre de la Constitución y destacado dirigente de Convergencia i Unió, se reunió con un grupo de juristas entorno a una mesa redonda para hablar de la presunción de inocencia y el modo en que ésta se desvirtúa por culpa de los medios de información. Ese fue el tema central del encuentro, pero a los postres los comensales comenzaron a interrogarle sobre el asunto que más preocupa ahora mismo a casi todo el mundo: la deriva secesionista catalana.

Lo primero que hizo Miquel Roca fue una crítica durísima a sus antiguos ex compañeros del nacionalismo, llegando a afirmar que el PDdeCat –Partit Demócrata de Catalunya- en el que se ha refundado la antigua Convergencia i Unió, “es una traición al espíritu y los valores que encarnaba” el partido en el que él mismo militó, y al que no le vaticinó nada bueno. Roca se mostró convencido de que en las próximas elecciones sería superado por ERC e, incluso, por C’s.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”24513″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

 

Pero el que fuera abogado de la infanta Cristina fue más allá al asegurar que el desafío soberanista de Puigdemont y Junqueras no va a ir a ninguna parte, y que el Estado español tiene recursos más que suficientes no sólo para frenar el referendum, sino también para evitar cualquier conato de independencia de Cataluña, que además no contaría con ningún respaldo ni legitimación internacional.

Pero, dicho eso, y después de hilvanar una dura crítica a los actuales responsables de la Generalitat por haber llevado a Cataluña a esta situación, Roca se refirió también al Gobierno central. Empezó por decir que él veía con buenos ojos la actitud de Pedro Sánchez y su intento por encontrar una vía de diálogo que de respuestas a las demandas de la sociedad catalana, pero reprochó al Gobierno que no actuara del mismo modo.

Según Roca, pase lo que pase el 1 de octubre, esto –en referencia al desafío independentista- va a seguir y puede, que con más virulencia. Pero admitió también que existe un porcentaje del electorado del PDdeCat que proviene de la antigua CiU y que no se siente cómodo en las actuales circunstancias. Ese electorado, según Roca, representa entre un 8 y un 10% del total de votantes del partido fundado por Artur Mas y compañía.

Y ese electorado “está esperando un gesto de cariño del Gobierno español para desengancharse del independentismo”. ¿Qué significa un gesto de cariño? Significa propuestas que ayuden a que la sociedad catalana sienta que en el resto de España se les sigue queriendo. Y eso es lo que Roca echa en falta por parte del Gobierno español, dedicado solo al palo, y no a la zanahoria. La sociedad catalana pide algo, pero el Gobierno de España no escucha.


- Publicidad -