jueves, 11 agosto 2022 10:04

Por qué tienes el banco en tu móvil pero no te da la gana pagar con él

Hoy en día es probable que no puedas vivir sin el móvil y que sea tu compañero de viaje para ir a comprar el pan, tomarte algo con los amigos e incluso para realizar las gestiones del día a día con tu banco, puesto que según diversos estudios le dedicamos más de tres horas al día. Pero debes reconocerme que es probable que receles a la hora de pagar a través de dicho dispositivo y no serías el único puesto que el Informe Mobile Mundial de Ditendria muestra como la media de compras que se finaliza a través del móvil es del 11% en nuestro país.

Seguramente si hiciéramos una pregunta entre nuestro círculo de amistades la mayoría nos diría que no le ofrece mucha confianza esta opción y es probable que pueda realizar esta operación a través de otro dispositivo como pueda ser un ordenador o, incluso, una tablet. Pero este no es el único motivo ya que también nos preocupa la falta de comercios adaptados para esta vía o el requerimiento de un dispositivo con tecnología NFC que nos puede hacer imposible usar esta herramienta para pagar. Al fin y al cabo, tal vez haya que añadir una cuestión de mentalidad puesto que muchos expertos señalan que se trata de un medio seguro.

En España y según datos del informe, somos de los países más temerosos a la hora de pagar con el móvil. La cuota de m-commerce, en comparación con el total de compras online, se ha situado en el 15,6%, lo que supone cinco puntos menos que la media europea y un porcentaje mucho más alejado del 28,6% que representa en Reino Unido o el 27,7% de Alemania. Además, otro dato que evidencia estos miedos que tenemos los españoles a comprar con el stmartphone se plasma en la relación entre las transacciones exitosas que se realizan con respecto a las visitas que se viene (la denominada conversión a ventas) puesto que a finales de 2015 la conversión del móvil era de apenas un 1,53% mientras que este porcentaje se multiplicaba por más de dos en el caso de la tablet (3,75%) y del ordenador (4,43%).

En este porcentaje tan reducido de pagos móviles también juega otro papel importante las cuestiones demográficas. En el caso de España la esperanza de vida cada vez es más elevada y hay personas con mayor edad que, por lo general, no sólo no realizan compras a través de su smartphone sino que incluso ni utilizan tarjetas de crédito. Esa es una realidad que se aprecia con realizar una visita a cualquier supermercado y ver la cantidad de gente que continúa pagando en metálico.

En esta situación también ha influido que muchos proyectos de pagos a través del móvil han sido un absoluto fracaso. Por poner algún ejemplo podríamos señalar Yaap. la plataforma ideada en 2014 por Movistar, CaixaBank y Banco Santander que tuvieron que liquidar el año pasado. Un fracaso que también vivió Banco Santander junto con el BBVA y operadoras como Telefónica Móviles, Vodafone y Amena cuando en 2001 crearon Mobipay y ocho años más tarde tuvieron que echar el cierre. Pero tal vez la iniciativa más ambiciosa en este ámbito ha nacido el año pasado y es Bizum: una app común de pagos impulsada por más de 30 bancos (representan el 95% del mercado financiero) y que pretende facilitar la vida de los usuarios a la hora de pagar por Internet y lo hará no como una aplicación independiente sino como un servicio integrado en las aplicaciones de los bancos.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”20437″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Una escasa relevancia de pagos a través del móvil que choca con el auge que ha alcanzado la banca móvil puesto que en los últimos cinco años se ha duplicado y ya utilizan la banca a través de su smartphone un 65% de los españoles, cuatro puntos más que en 2015, según datos de ING. Y, al igual que estas todo el día con el móvil encima de la mano, lo estás con una banca móvil que se ha vuelto adictiva ya que uno de cada cinco usuarios consulta su app una o varias veces al día. Pero prepárate para acostumbrarte a este nuevo modelo porque diversos expertos destacan que los smartphones serán responsables del 80% del mercado de la banca. Por eso, todas las entidades bancarias de nuestro país se han lanzado a invertir en este “nuevo nicho de mercado”, a través del lanzamiento de nuevas aplicaciones móviles o adaptación de sus portales digitales con el fin de atraer mayores clientes puesto.

Por ejemplo, el BBVA cuenta con 13,5 millones de clientes móviles mientras que en el caso de Banco Santander esta cifra es algo menor y se sitúa en los 12 millones. Cifras de escándalo que ponen de manifiesto la que es la “nueva revolución de la banca” puesto que España es el tercer país del mundo con mayor número de clientes móviles (61%) y la cifra irá a más puesto que las expectativas son positivas y hay un 20% de usuarios que les interesaría usarla.

Con la llegada del verano cobra especial relevancia este modelo puesto que tenemos más difícil ir a nuestra oficina bancaria habitual o el acceso a nuestro ordenador si nos vamos de vacaciones a algún sitio. Por ello, es probable que optemos por acceder, de manera más frecuente, a la app de nuestro banco y es que la entidad financiera especializada en créditos, Ferratum, ha elaborado su informe ‘Barómetro del Verano’ en el que analiza esta relación entre el cliente y la entidad arrojando una conclusión rotunda: el uso del teléfono para realizar operaciones bancarias va a aumentar un 166% con respecto al verano anterior.

Gustavo Santillán, Country Manager de Ferratum en España ha señalado que “el aumento del uso de servicios bancarios a través del móvil muestra los avances que se están realizando para ofrecer un servicio bancario 100% online. No obstante, todavía queda un largo recorrido para alcanzar una verdadera banca móvil y dar respuesta a las necesidades de los consumidores ya que la penetración de los smartphones en España favorece que cada vez más usuarios utilicen este tipo de servicios”.


- Publicidad -