lunes, 4 julio 2022 14:01

Popular: el claro ejemplo de que el dinero es miedoso

Siempre se dice que el dinero tiene miedo. Que no le gustan las incertidumbres, y que huye de todos aquellos lugares donde puede existir inestabilidad. El Banco Popular se ha convertido en la última muestra de este axioma de la economía. Basta con mirar los últimos datos de la evolución del patrimonio gestionado en fondos de inversión; en donde se puede comprobar cómo en el último trimestre la retirada de dinero se ha agravado.

Según los datos de Inverco, Allianz Popular, la gestora de la entidad, contaba al cierre del segundo trimestre del año con 9.633 millones de euros; o lo que es lo mismo, una caída del 13,67% en los últimos seis meses. Justo cuando se fue agravando la crisis del Popular, se produjo la llegada de Emilio Saracho, la famosa Junta de Accionistas en la que no se aclaró que iba a ocurrir con la entidad, etc. Muestra de ello es que el momento de inflexión llegaba al término del primer trimestre del año. En ese momento, el ‘Popu’ contaba en su haber con 11.030 millones de euros -repartidos en 10.539 a través de Allianz Popular AM y otros 491 millones a través de la Banca Privada-. A partir de ahí comienza una reducción de cerca de 1.400 millones de euros, que suponen una salida nunca vista en la entidad.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”23535″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Una situación a la que el Santander tendrá que dar la vuelta, si es que quiere conseguir que la rentabilidad del Popular no se vea afectada. Y para ello la solución será la de otorgar confianza a sus clientes. El primer paso, lógicamente, será explicar qué va a pasar con su acuerdo con Allianz para mantener la gestora. ¿Continuará o se ocupará directamente Santander AM? Son preguntas que por ahora no tienen respuesta, dado que todo está en una revisión dentro de la entidad, con el objetivo de presentar unos números claros sobre la situación del ‘Popu’ lo antes posible. Seguramente en la próxima presentación de resultados del Santander -prevista para el 28 de julio-.

¿Y dónde ha ido a parar ese dinero? Pues seguramente repartido entre distintas gestoras. La lógica haría pensar que al Banco Santander. Sin embargo, parece que el efecto de las primeras semanas tras la compra no han dado el efecto esperado. El patrimonio gestionado aumenta tan sólo un 2,6% en los últimos tres meses. Así que podríamos decir -sin mucho miedo a equivocarnos- que el agosto lo ha hecho Banca March. La entidad de la familia March ha conseguido alcanzar los 2.000 millones de euros gestionados en fondos de inversión. Una cantidad que equivale a mejorar sus datos un 14% en los últimos seis meses o un 13% en los tres primeros. Depende del cristal con el que se quiera mirar.

La situación de Deutsche 

El Popular no es el único que ha tenido problemas. También ha tenido un mal trimestre el Deutsche Bank. La entidad, inmersa en la venta de su filial española- ha visto cómo se le escapaban en los últimos seis meses cerca de 300 millones de euros. Según publicaba el diario Expansión ayer ING estaría interesada en la compra del banco. Una operación que podría ayudar a mejorar la red de oficinas de la entidad holandesa; especialmente en cajeros automáticos propios. Sumaría -según datos de la AEB- algo más de 200 máquinas; una cantidad insuficiente para paliar el posible ‘descuelgue’ de la red del Popular que le aporta 2.700 cajeros.

 


- Publicidad -