lunes, 4 julio 2022 13:31

Cebrián vence y carga contra todos

Lo que se avecinaba como una tragedia de dimensiones extraordinarias; la que iba a ser la Junta de todas las Juntas, terminó siendo un paseo “manu militari” de Juan Luis Cebrán ante accionistas, acreedores y medios de comunicación. Porque el presidente de Prisa ha logrado el que era su objetivo desde hace meses: mantenerse en Prisa hasta que acabe el 2018 (cuando expira su mandato Ejecutivo) y aplacar a los críticos con su gestión (sobre todo Amber Capital).

Basta para ello mirar el resultado de las distintas propuestas hechas a los accionistas, en donde lejos de aparentar separación y mal rollo entre ellos, han votado todas con más del 92% de apoyo. Así que parece que división, división no hay (o son todos más falsos que Judas). Por si acaso, el presidente les envía un recado claro y contundente al recordarles que para lograr enderezar el rumbo de prisa “es vital que el Consejo pueda trabajar con tranquilidad y confianza como única condición”. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”25386″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Que tomen buena nota los posibles revolucionarios. No tanto Amber, como Telefónica, HSBC, Caixabank y Santander (algunos de los principales acreedores y que ya tuvieron que convertir en acciones). Más que nada porque hay 1.600 millones en deudas que habrá que refinanciar (950 millones el próximo año). De ahí que Cebrián recuerde que Prisa tiene un historial de buen pagador, y mejor negociador, por lo que reclama de sus deudores que no se muestren “insensibles” y tengan “complicidad y ayuda” a la hora de buscar posibles renegociaciones de la deuda que puedan venir en los próximos meses.

En lo que Cebrián no ceja es en su empeño de buscar dinero mediante “la consolidación del perímetro”; es decir, en lograr deshacerse de todos aquellos activos que les puedan proporcionar dinero para pagar deudas. Ahora mismo inmersos en las negociaciones por Media Capital, sobre las que no hay nada nuevo. Al contrario, todo evoluciona tranquilamente en una operación que podría reportar unos 450 millones de euros (si se consigue el objetivo de Cebrián). Pero no puede descatarse que en unos meses se vuelva a intentar vender Santillana en una cifra superior a los 1.500 millones de euros. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”25386″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

De la gestión realizada por el Consejo -y sobre todo los anteriores que fueron quienes asumieron esa deuda- ni una palabra. Al revés, si los resultados del año pasado fueron malos fue por culpa de los cambios impositivos del Gobierno. Si no se hubiera producido la reforma del impuesto de sociedades, Prisa hubiera obtenido unos beneficios de 17 millones de euros. Así que para Cebrián España vive un momento de “inseguridad jurídica introducida por el Gobierno en algunos sectores”, entre ellos el de los medios de comunicación -parece-.

 

Así que esto es lo que hace, a juicio de Cebrián, que la modificación del Grupo Prisa en todos sus negocios no se note en la evolución en bolsa. Una acción en los dos últimos meses ha vivido un auténtico tsunami de volatilidad. Para Cebrián esto se debe a dos motivos: la elevada volatilidad fruto del escaso free float de Prisa (dado que buena parte de las acciones están en poder de accionistas estables); y, sobre todo, por los “tituares falsos o tendenciosos que se publican en los llamados confidenciales y teorizaciones infundadas sobre escenarios peyorativos que han generado una gran desconfianza”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”25177″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Así que el periodista reclama que se defienda la transparencia como una de las “obligaciones de la autoridad”, sobre todo en empresas clave o que defienden la formación de una opinión pública independiente y en libertad. ¡Ahí es nada!


- Publicidad -