miércoles, 29 junio 2022 13:56

Rajoy puede caer en su propia trampa contra Sánchez

Ya contábamos la semana pasada que la voluntad de Pedro Sánchez en esta nueva etapa de oposición del PSOE al Gobierno es oponerse prácticamente a todo lo que haga el PP. De hecho, las excepciones se van a poder contar con los dedos de una mano, y van a tener que ver con asuntos ligados al terrorismo, el referéndum catalán y algunas cuestiones que afectan a la UE –de ahí el cambio de posición de última hora del ‘no’ al ‘ya veremos’ sobre el CETA con Canadá-.

Pero en todo lo demás Sánchez quiere que se visualice una oposición muy dura al PP, de ahí que ni siquiera en temas que afectan, y mucho, a la vida de la gente, como los Presupuestos Generales del Estado, está dispuesto a dar su brazo a torcer. Rajoy lo sabe, y por eso ha pretendido tenderle una pequeña trampa al líder socialista.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”17117″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El Gobierno tiene que aprobar ya el techo de gasto para 2018, y aunque podría negociar el pacto que ya le ha permitido aprobar los Presupuestos de 2017, sería mucho más tranquilizador y trasladaría una imagen de mayor consenso contar con el voto afirmativo o, al menos, la abstención del PSOE. La vez anterior, Rajoy habló directamente con el presidente de la Gestora, Javier Fernández, y logró ese voto favorable a cambio de una subida del 8% en el salario mínimo.

A los barones socialistas les vino muy bien, porque les permitía un cierto respiro después de años de contención del gasto, así que no hubo problemas. Pero ahora no es igual. Rajoy no quiere llamar a Sánchez, y el Gobierno ha optado por convocar directamente el Consejo de Política Fiscal y Financiera y buscar ahí el apoyo de los barones socialistas, de manera que sean ellos los que a su vez exijan a Sánchez una posición favorable del PSOE.

El calendario previsto

Con ese respaldo del CPFF, el lunes el Gobierno aprobaría el techo de gasto en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y, supuestamente, el día 11 se votaría favorablemente en el Congreso. Pero la jugada puede salirle mal a Rajoy, porque no ha sentado nada bien en Ferraz donde hubieran preferido que el Gobierno se reuniera primero con el equipo negociador del Grupo Parlamentario, y ya han advertido a los barones que el voto en el Congreso depende de la Ejecutiva y no de ellos.

Es más, puede darse el caso de que los barones apoyen el techo de gasto porque en su mayoría son partidarios de ofrecer una imagen de seriedad fiscal ante Bruselas, y que el PSOE en el Congreso vote en contra. Y ya veremos si Rajoy consigue una mayoría suficiente, porque una de las cosas que Iglesias le ha pedido a Sánchez es que convenza a Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, para que esta vez vote en contra, y dejar al Gobierno en minoría.

Lo que pueda pasar si eso ocurre, ya es cuestión de analizarlo más adelante, pero obviamente sin presupuestos para 2018 la legislatura se pondría muy cuesta arriba…


- Publicidad -