domingo, 3 julio 2022 11:10

El Orgullo Gay vuelve avivar las llamas de guerra entre Uber y los taxistas

Donde hubo fuego quedan cenizas y en cualquier momento se pueden avivar las llamas de una antigua guerra. Esto es lo que ha causado la fiesta del Orgullo Gay entre Uber y el sector del taxi. La batalla vuelve a las calles de Madrid.

El detonante es el nuevo servicio que Uber ha ofrecido a los tres millones de turistas que espera recibir Madrid durante la festividad del Orgullo Gay. Según Fedetaxi, UberVan es trata de una línea regular de transporte de viajeros que comparten un vehículo turístico en ruta hacia el aeropuerto. Por él, cada pasajero paga cinco euros. Es decir, lo mismos que cuesta el servicio exprés al aeropuerto que presta la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

La federación del taxi denuncia que se trata de un servicio de car pooling similar al que la empresa privada ha retirado tiempo atrás por ser ilegal y en el cual varias personas contrataban un servicio para que éste les saliese más barato. Sin embargo, el portavoz de Uber en España, Yuri Fernández, explica que este servicio no es así. Lo que lo diferencia del anterior Uber Pool es que, en esta ocasión, “sólo una persona puede contratar ese servicio y, posteriormente, dividir la tarifa entre las otras personas que viajan con él”. Por ejemplo, si un grupo de amigos viaja a Madrid durante los días en los que se celebra el World Pride será uno el que contrate el servicio pero podrán viajar todos en el mismo vehículo. Es como si piden un taxi y lo pagan entre todos.

Fedetaxi acusa a Uber de volver a lanzar el servicio Uber Pool

La oferta de Uber ha sentado como un jarro de agua fría a los taxistas y precisamente estos últimos acusan a la empresa de infringir el reglamento de transportes. Según la patronal del taxi, dicho reglamento impide a los turismos hacer “líneas regulares” (incluidos los taxis) porque está reservada a autobuses y Uber se aprovecha de ello.

Fedetaxi lanza sus cuchillos en todas las direcciones. El propio Ayuntamiento de Madrid también ha sido objeto de las críticas. Según la federación, el Consistorio de Manuela Carmena “ni inspecciona, ni denuncia”. Es más, hace todo lo contrario porque “ha colocado a Uber como transporte oficial del World Pride Madrid 2017”. Esto no es del todo así. Según Uber la empresa es un patrocinador, un partner oficial de la fiesta al igual que lo son tantas otras empresas, como Iberia.

La aportación de Uber se resume en dos grandes servicios. El primero es el de UberVan, pero hay otro más. Según Fernández, los taxistas le acusan de establecer paradas físicas para recoger clientes, algo que no tiene nada que ver con la realidad. Lo que Uber hace con la aplicación es que, debido a que muchas calles del centro estarán cortadas al tráfico, establecen un punto en el que encontrarse y que venga bien tanto al conductor como al pasajero que contrate el servicio. Este punto será en una calle que no esté cortada al tráfico de vehículos y que quede cerca al pasajero.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”21202″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Los taxistas se sienten “puteados” una vez más y “exigirán” al Ayuntamiento de Manuela Carmena dos cosas que van emparejadas: que impida este “dislate” y que refuerce el servicio público de transportes, incluido el del taxi.

La batalla entre Uber y el sector del taxi sigue presente y son muchas las ocasiones en las que se llevan las manos al cuello, metafóricamente hablando. Es una guerra que nunca termina y ejemplo de ello son los juicios en los cuales ambos llevan inmersos varios años. La trifulca persistirá hasta que haya un ganador o hasta que los tribunales zanjen el asunto y corten por lo sano.


- Publicidad -