sábado, 2 julio 2022 19:19

Popular: algunos clientes denuncian que contrataron depósitos y les colocaron acciones

Según van pasando los días, vamos conociendo detalles más escalofriantes sobre la caída del Banco Popular. No ya sólo es que la entidad pasara, de un día a otro, de valer 1.400 millones en el mercado a un euro; es que ahora sabemos que los clientes del ‘Popu’ fueron engañados para acudir a la salida a bolsa. La historia (seguro que te suena) es la siguiente: acudieron a las oficinas para contratar un producto de ahorro, y el gestor les encaquestó unas acciones del Popular, bajo el pretexto de que estaban firmando unos depósitos a plazo fijo. ¡Ahí es nada! ¿Se repite la historia de las preferentes? Eso parece.

Así que algunos despachos ya preparan demandas sobre este asunto, porque al parecer no es ni un caso, ni dos, ni tres. ¡Son muchos! En la entidad nada se dice del tema, pero en el entorno de las sucursales hay a quien no le extraña en absoluto. “Hay gente que hace barbaridades” nos dicen, “la presión era máxima” para conseguir que Ángel Ron y su equipo cerraran el año pasado 2.500 millones de euros de ampliación de capital.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”23231″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Veremos en qué queda, porque ahora habrá que demostrar que, en efecto, hubo engaño y el cliente no sabía lo que firmaba. Sin embargo, precedentes ya existen. Pero el tema no queda aquí. La situación se complica al escuchar a otro gran grupo de clientes: aseguran que prácticamente les pusieron la pistola en el pecho para que acudieran a la ampliación. ¿Cómo? Fácil. Si quieres cerrar ese crédito que me has pedido, tienes que aceptar que te dé un poco más y compres las acciones.

Visto lo visto no es de extrañar que la ampliación de capital de 2016 cerrara con 2.500 millones de euros; y con una sobredemanda del 35% sobre los títulos disponibles. Una operación en la que la propia compañía ha reconocido, en la reformulación de las últimas cuentas efectuada a principios de año- que buena parte de la cobertura se hizo gracias a la concesión de créditos por parte del Popular a sus clientes para que acudieran a la ampliación.

Desde el bufete Fonfria abogados nos explican que, de confirmarse esta situación, estaríamos ante un delito de estafa, porque se dan todas las circunstancias necesarias: engaño previo, que busque un objetivo concreto, con disposición patrimonial, con dolo y ánimo de lucro y con un perjuicio económico. Así que este despacho ya está pensando ampliar una querella interpuesta contra el Popular en la Audiencia Nacional, en la que reclaman investigar que existen delitos relativos al mercado y a los consumidores.

De momento la mayor parte de las acciones legales que se han interpuesto, o se van a interponer, son contra el Banco Popular como entidad jurídica; o contra sus anteriores responsables. Es decir, que por ahora el Santander no sería responsable de las demandas. Según nos explican varios abogados, consideran que el ‘Popu’ cuenta con solvencia suficiente para responder por si misma de las reclamaciones. Incluso hay quien da por descontado que la entidad de Ana Botín ya provisiona una cantidad para posibles reclamaciones dentro de la ampliación de capital que prepara.

Desde el Santander ni confirman ni desmienten. Sin embargo, fuentes cercanas a la compañía, aseguran que la cantidad destinada es la que tuviera el Banco Popular destinada a contingencias legales. ¿Cuánto? Pues en ello están ahora mismo, ya que están por descontado que los números del Popular cambiarán sustancialmente a partir del tercer trimestre del año. Las cuentas se ajustarán a los criterios contables del Santander “mucho más estrictos que los de Popular”, nos dicen.

Además, desde la entidad cántabra confían en que el riesgo legal se reduzca una vez que hagan público el mecanismo para compensar a los pequeños inversores. Por el momento están estudiando la mejor opción, pero lo que está claro es que se dará a conocer antes de que comience la temporada estival.

El chileno Luksic

Estamos ante las primeras demandas que se presentan, pero se estima que van a ser cientos las que haya ante la Audiencia Nacional. Los despachos de abogados tratan de unificar las reclamaciones de los pequeños accionistas para convertirlas en  demandas colectivas. Está por ver, todavía, que van a hacer accionistas con patrimonios superiores 1 millón de euros. Muchos de ellos podrían optar por demandar por su cuenta, o por agruparse entre ellos. Y, por supuesto, queda por ver que hacen los principales inversores institucionales: Credit Mutuel y Axa; así como el mexicano Del Valle y el chileno Luksic -quien, por cierto, esta estos días en Europa, y se espera que venga a España para decidir su estrategia de defensa ante lo ocurrido en Popular-.


- Publicidad -