sábado, 16 octubre 2021 5:57

Kaspersky se enfrenta a Microsoft para defender su posición en Windows

Después de haber demandado a Microsoft ante el Servicio Federal Antimonopolio de Rusia, la conocida empresa de software antivirus Kaspersky ha vuelto a llevar a cabo la misma acción.

Esta vez ante la Comisión Europea y ante la Oficina Federal del Cártel alemana por entender que las prácticas de Microsoft en este sentido son contrarias a la normativa contra el monopolio.

Ello se debe a que la empresa dirigida por Eugene Kaspersky considera que Microsoft está favoreciendo en su sistema operativo a Windows Defender, su propia marca de antivirus, en detrimento de opciones de terceros como el propio Kaspersky.

Kaspersky ya demandó previamente a Microsoft ante el Servicio Federal Antimonopolio de Rusia

Como señala The Inquirer, la demanda viene menos de una semana después de la publicación de la noticia en este mismo medio sobre las posibilidades que estaba sopesando la UE de multar a Google hasta con 9.000 millones de dólares.

La razón en este caso vendría a ser muy similar, en el sentido de estar relacionada con una supuesta violación de las normas de libre competencia.

Las autoridades europeas acusan a Google de haber introducido un sesgo para inclinar los resultados de búsqueda a favor de su servicio de compra, por lo que dichas autoridades entienden que esto podría perjudicar a competidores y consumidores.

Hace menos de una semana se informó de la posibilidad de que la UE imponga una multa a Google de más de 9.000 millones de dólares

El propio Eugene Kaspersky anunció la acción legal tomada por la compañía que dirige y dio una extensa explicación acerca del porqué de la misma en un post.

La entrada va al grano en los primeros párrafos. Kaspersky considera que Microsoft usa su posición de dominio en el mercado de los sistemas operativos para promover su propio -e “inferior”, según las propias palabras del CEO de la compañía rusa- antivirus, Windows Defender.

Asegura además que esto se produce a expensas del antivirus que previamente hubiera decidido instalar el usuario. Cree, por tanto, que se trata de una forma de promoción que emplea unos métodos “cuestionables”.

"Kaspersky Satya Nadella"
El actual CEO de Microsoft, Satya Nadella en 2013. /Official Leweb Photos (Wikimedia).

En primer lugar, comienza, Windows Defender viene instalado por defecto en todas las versiones de Windows 10 para uso doméstico. Asegura que es imposible borrarlo por completo.

Lo siguiente que apunta es que cuando alguien intenta instalar un software antivirus distinto a Windows Defender, se pregunta más de una vez al usuario si quiere instalar el programa y se le aconseja que solo instale programas que provengan de editores en los que el usuario confíe.

Kaspersky desaprueba esto último porque para él es como si se alertara a los usuarios de estar haciendo algo erróneo que perjudica lo que viene configurado por defecto.

Si el usuario intenta instalar un antivirus distinto a Windows Defender, sale una ventana donde se le pregunta si está seguro del paso que va a realizar

Asimismo protesta porque Kaspersky tiene prohibido aconsejar al usuario que prolongue la licencia de su versión de antivirus usando sus propias ventanas y, por el contrario, tiene que usar el propio sistema de notificaciones de Windows.

Pero las acusaciones contra Microsoft no acaban aquí. También denuncia que cuando el usuario actualiza su sistema operativo a Windows 10 este elimina los drivers que en definitiva hacen funcionar el antivirus Kaspersky sin preguntar previamente y a pesar de comunicar que no existe ninguna incompatibilidad.

Para apoyar su rotunda afirmación acerca de la inferioridad de Windows Defender frente a Kaspersky, Eugene cuelga imágenes de lo que asegura son resultados comparados procedentes de exámenes efectuados por compañías de análisis consideradas independientes como AV-Test y MRG Effitas.

"Kaspersky espacio exposición"
Espacio de Kaspersky en una exposición de 2012. /Michael Movchin (Wikimedia).

Termina la exposición de su versión escribiendo que un monopolio de los productos de seguridad informática solo beneficiaría a los cibercriminales, ya que solo tendrían que concentrarse en saltarse un solo tipo de barreras.

Al cierre de esta información no ha sido posible obtener respuesta del propio Eugene Kaspersky en torno a preguntas relacionadas con su entrada.

Para Kaspersky el monopolio de los productos de seguridad solo beneficiaría a los cibercriminales

Por su parte, Microsoft sí ha respondido a merca2, si bien para alegar que no disponían de suficiente tiempo para contestar todas las preguntas y ha remitido una respuesta calcada de la que ha publicado The Inquirer.

En ella Microsoft asegura que contactaron con Kaspersky directamente hace varios meses ofreciendo entablar un encuentro “a nivel ejecutivo” para “entender mejor sus preocupaciones”, pero que dicho encuentro aún no ha tenido lugar.


- Publicidad -