sábado, 2 julio 2022 12:48

El Sueldazo de la ONCE no es para los vendedores de cupones

El Cupón de la ONCE del fin de semana (cada sábado y domingo) se conoce en la actualidad como El Sueldazo.  Un cupón, que en caso de resultar premiado, te tocarían 5.000 euros al mes durante 20 años y 300.000 euros al contado. Vamos, lo que viene siendo un gran premio. Unas ventas de juego que suponen la gran fuente de ingresos para la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) puesto que ha facturado a través de esta línea de negocio 1.805,5 millones de euros (prácticamente el total de su cifra de negocio que es de 1.807,3 millones), registrando un crecimiento del 2,3% que pone fin a varios años de caídas . Un negocio que parece muy rentable puesto que de esos ingresos únicamente ha repartido en premios 875 millones de euros, por lo que obtendría unos ingresos netos por valor de más de 930 millones.

Posteriormente a esta cifra habrá que restarle otras partidas como son las de gastos de personal. La ONCE contaba con una plantilla de trabajadores de 23.460 personas formada por 19.892 vendedores y 3.568 no vendedores. Una plantilla que en gastos de personal suponía 450,2 millones de euros en el caso de vendedores y 136,9 millones para los no vendedores, según datos de 2015. Por tanto, si dividiéramos este gasto entre el número de empleados (en el caso de los vendedores) se aprecia como el gasto de la empresa sería de 22.632 euros al mes. Una cifra a la que habría que aplicarle una fuerte reducción puesto que lo que cobra en nómina un trabajador puede llegar a ser algo más de la mitad de lo que la empresa paga por él, por lo que aplicándole unas retenciones del 35% el sueldo neto sería de unos 1.200 euros al mes teniendo en cuenta comisiones. Por su parte, si nos fijamos en el XV Convenio colectivo de la empresa ONCE y su personal del año 2013 (puede haber mejorado la retribución) el sueldo base (sin comisiones) sería de 13.994,4 euros al año, lo que se quedaría en un sueldo de 1.165 euros brutos al mes. Una cantidad que está lejos de uno de sus productos estrella: El Sueldazo y que es similar a la de otros trabajadores de empresas españolas como Correos, por ejemplo.

No es oro todo lo que reluce

Un sueldo que podría peligrar por dos motivos: El primero sería que Correos no logra obtener beneficios a pesar de los distintos lanzamientos de productos que ha llevado a cabo en los últimos años. En concreto, en 2015 las pérdidas ascendieron a los 26,2 millones de euros mientras que el año anterior fueron de 29,6 millones. El segundo motivo tiene que ver con las condiciones pactadas en su convenio colectivo y que, según señalan sindicatos como CSIF y CGT, están despidiendo a vendedores de cupones que no logran alcanzar una cifra de ventas de al menos 4.200 euros al mes (210 euros de media al día). Cuantía que viene fijada en el artículo 46 y que es considerada como “muy grave” en el artículo 67 en el apartado c.8) que dice textualmente: “Cuando resulte suficientemente acreditada la disminución continuada y voluntaria en el rendimiento del trabajo normal o pactado, así como la venta sistemática por debajo del  Mínimo Mensual de Ventas fijado en el artículo 47, durante un período de dos meses consecutivos”.

Hay que recordar que con la compra del cupón, aparte de que nos pueda tocar un “jugoso” premio, estamos realizando una inversión solidaria devuelta por la ONCE a la sociedad en forme de servicios especializados para personas con ceguera o deficiencia visual: Rehabilitación, empleo, ayuda técnica adaptada…

Por tanto, la misión principal de la ONCE es facilitar y apoyar la autonomía personal y la plena integración (a nivel educativo, social y laboral) de las personas con ceguera y deficiencia visual. Con ese objetivo en 1988 vio la luz el gran proyecto de la compañía, la Fundación ONCE para la cooperación e inclusión Social de las personas con  discapacidad. Más de 25 años de historia en los que ha generado más de 80.000 empleos para personas con discapacidad, dado formación a más de 100.000 personas y ha apoyado un total de 33.749 proyectos presentados por personas y empresas, que han supuesto una inversión económica de 1.655 millones de euros.

La Fundación ONCE obtuvo durante 2015 unos ingresos de 80,8 millones de euros. Una gran parte (66,9%) procedentes de ONCE mientras que el Fondo Social Europeo aporta 20,3 millones de euros. Unos ingresos que van destinados a dos grandes proyectos: Plan de Empleo y Formación (72,8% del total) y Plan de Accesibilidad (26,9%).

La ONCE, que está presidida por Miguel Carballeda Piñeiro, también tiene participación (junto con la Fundación ONCE) en Ilunion. Un grupo de empresas sociales del que ONCE posee un 47,51% del capital mientras que la fundación tiene el 52,49%, restante. Una muestra de que la compañía no es sólo juego y fundación, sino que va mucho más allá. Además, se trata de un holding que ha facturado 753 millones de euros en 2015 y que realiza su actividad en sectores tan diversos como hoteles, lavandería, automoción o servicios de consumo, entre otros. Sectores que poco tienen que ver con el negocio principal de la ONCE.


- Publicidad -