martes, 6 diciembre 2022 0:59

Atresmedia y Mediaset pujarán por los derechos de la Champions

El mundo del fútbol está alcanzando una magnitud de cifras que da miedo. Una «burbuja del fútbol» que no sólo se está engordando con los fichajes realizados por parte de los grandes clubes europeos, como es el caso del fichaje de Bernardo Silva del Mónaco por parte del City y que ha costado 43 millones de libras o los 45 millones de euros pagados por el Real Madrid por un jugador de 16 años como Vinicius, también en concepto de derechos televisivos (a nivel nacional e internacional) de los distintos partidos de fútbol.

La UEFA tiene previsto subastar los derechos de emisión de los partidos de la Champions League y Europa League para las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021 en España. Una subasta, que se celebrará en el mes de junio, en la que pretende obtener una cantidad que espera que sea superior en un 30% a la del anterior trienio, en el que hay que recordar que los derechos televisivos alcanzaron los 165 millones de euros en su conjunto en España.

jaume roures mediapro1 Merca2.es
Jaume Roures, presidente de Mediapro

Una cantidad de 165 millones que se incrementará (o eso espera) en un 30% y que podría alcanzar los 215 millones de euros. Unas cifras que podrían ser prohibitivas para muchos operadores, aunque algunas cadenas sí están con cierta predisposición (veremos si alcanzan las ofertas que pretende el organismo) puesto que tanto Atresmedia (junto a TV3) como Mediaset,  han confirmado a Merca2 que acudirán a la subasta de los partidos de la Champions. Eso sí, ambas coinciden en que lo harán siempre bajo criterios de rentabilidad. Es decir, que parece -casi seguro- que por lo menos un partido en abierto seguiremos teniendo.

Movistar+ se encuentra todavía en fase de estudio. No se puede olvidar que en la operadora todavía pesa -y mucho- la factura pagada para poder emitir el fútbol en su plataforma. Más de 2.400 millones de euros para emitir los canales de Bein Sports (Mediapro) con la Liga, la Copa del Rey, la Champions y la Europa League. Una cifra que todavía no ha terminado de digerirse, y que ha hecho que en los cuarteles del Distrito C quieran analizar si merece o no la pena lanzarse a por una empresa como esta.

De hecho, y aunque es cierto que en las últimas subidas de Fusión ha habido una mayor oferta de servicios, detrás está también la necesidad de rentabilizar la inversión efectuada por el entonces presidente, César Alierta. Además, los planes del presidente de Telefónica, Luis Miguel Gilpérez, pasan por ahondar en el modelo de la producción propia para Movistar+. Es decir, programas (como el de Andreu Buenamente en #0), pero también con series (sólo para este año hay prevista una inversión de 100 millones de euros). Productos más baratos que el fútbol, y que pueden resultar más rentables pues sus formatos -sobre todo las series- pueden venderse a cientos de mercados.

¿Y qué pasa con RTVE y Mediapro? Por ahora no hemos tenido respuesta por parte de ninguno de los dos operadores. Sin embargo, es posible que la productora de Jaume Roures opte por lanzarse a por los derechos televisivos de pago a través de Bein Sports. Ya lo hizo con los pasados, cuando pagó 165 millones de euros, y que luego ha revendido a los operadores de televisión de pago; y todavía tiene pendiente desarrollar al 100% su plan de comercialización a través del canal on-line. 

UEFA pretende incrementar un 30% el precio de los derechos televisivos de la Champions League

Y es que estamos hablando de un fuerte desembolso que luego no se traduce en rentabilidad para las cadenas, aunque sí ganan intangibles como la imagen de marca y la notoriedad. Una situación que parece no servir a otras cadenas de televisión de pago como Vodafone y Orange, puesto que ambas ‘telecos’ han confirmado que no acudirán a la subasta de los derechos de la Champions. Por tanto, se reservarían la posibilidad (o no) de esperar a la adjudicación para hacer una oferta después a la compañía que tenga los derechos de emisión.

La naturaleza del modelo televisivo en España también dificulta la rentabilidad que se obtiene de los contenidos adquiridos por parte de los canales televisivos de pago. En España el modelo de televisión de pago está mucho menos implantado que en otro países a pesar del fuerte repunte que se ha producido en los últimos años. En concreto, el número de abonos a la televisión de pago ha superado los seis millones en el tercer trimestre de 2016 (tal y como muestran los datos de la CNMC en el gráfico inferior) por lo que su penetración está por encima del 35%. Unas cifras que suponen menos de la mitad que en otros países como Reino Unido, Francia o Alemania.

Numero abonados TV pago Merca2.es

Una burbuja de los derechos de emisión de partidos de fútbol que no sólo se produce en España sino que se está viviendo en otros países. En Reino Unido, la cadena de televisión británica de pago BT ha adquirido (renovado) sus derechos previo pago de casi 395 millones de libras por temporada (455 millones de euros), casi un 32% más mientras que en nuestro país vecino (Francia) el canal SFR ha comprado los derechos desembolsando 350 millones de euros por temporada, más del doble de lo pagado anteriormente, debido a la fortaleza de sus dos grandes rivales: Canal Plus y beIn Sports.

Un incremento de los derechos televisivos que también notarán los clubes en cuanto entre el nuevo contrato televisivo en vigor puesto que el dinero a repartir por la Champions y la Europa League pasará de los 2.400 millones a los 3.000 millones de euros. Un incremento sustancial que vendrá motivado por una mayor fuente de ingresos para la UEFA no sólo de las televisiones sino también de los patrocinadores.


- Publicidad -