sábado, 2 julio 2022 13:18

Empresas turísticas y de moda se lanzan a la conquista de Cuba

Cuba es color, alegría, un paraíso para los turistas y un sueño para las empresas. El espíritu de la isla, sus colores y la belleza de su naturaleza son fuente de inspiración y ambición para muchos. Después de décadas, grandes compañías turísticas e industrias de la moda se lanzan a su conquista.

El Grupo Cortefiel abrirá este año la primera tienda Woman Secret en la isla. Esta apertura supone el inicio de una larga expansión porque la empresa prevé abrir más puntos de venta en la capital cubana a lo largo del año, incluso llevará allí otras de sus marcas, como Cortefiel y Springfield.

Como éste, otros muchos grupos no pudieron hacerlo durante los 32 años en los que Fidel Castro estuvo al mando del Gobierno y los 50 de bloqueo. La paz con Estados Unidos y la posterior muerte del mandatario de la isla, hicieron brillar los ojos de empresarios. Por fin podrían conquistar el gran nicho de mercado caribeño.

Esta conquista la inició el Hotel Manzana Kempinski, el primero de cinco estrellas, que actúo de padre. Tras él sus hijos, numerosas empresas de moda que comenzarán abriendo una tienda en el edificio para su posterior expansión por todo el país. Mango, el Grupo Cortefiel y Gucci, son algunas de las que desembarcarán allí próximamente.

Pero no es el único. Firmas como Gucci, Armani y Versace y la casa Mango también se lanzarán a la conquista. Las tres primeras se ubicarán en el maravilloso hotel pero Mango, que ya contaba con un establecimiento franquiciado desde hace más de 20 años en La Habana, abrirá una macrotienda.

Un nicho de mercado sin explotar

Cuba es para este tipo de empresas un nicho de mercado sin explotar. A ello cabe sumar que estas tiendas de moda están teniendo un auge bastante fuerte en la isla porque, según el experto José Ramón Pin, “es un mercado relativamente nuevo” y bueno para ellas, especialmente para grandes grupos como Cortefiel o Inditex.

Mango, el Grupo Cortefiel y Gucci abrirán una tienda próximamente

La razón es simple. La clase media no está acostumbrada al consumo pero con la apertura turística hay personas que tienen dólares en sus bolsillos. La clase media cubana no es muy elevada y no pueden permitirse viajar, aunque a sus habitantes sí les gusta llevar lo que ven en la televisión.

Con la apertura de estas tiendas sus deseos de posesión se verán cumplidos, pero también animará a la gente a crecer. Pin considera que le llegada de nuevas empresas textiles ilusionarán a mucha gente, la cual se animará a abrir su propia boutique.

La economía cubana crecerá entre un 2 y un 4% en los próximos años

La industria de la moda cubana se articula en forma de emprendedores o, como se les llama allí, ‘cuentapropistas’. Las reformas emprendidas en 2015 permitieron a los pequeños establecimientos con pocos empleados ampliar su plantilla hasta los 25 trabajadores. Incluso se triplicó el número de estos cuentapropistas. Así comenzaron su andadura en la industria de la moda diseñadores como Rosana Vargas o Rolando Rius.

Además, se estima que gracias a reformas como estas se estima que la economía del país crezca entre un dos y un cuatro por ciento en los próximos años.

Diseñadores, los grandes impulsores

El primero en relacionar los términos Cuba y moda fue el director creativo de Chanel, Karl Lagerfeld, quien consiguió presentar su colección Crucero 2016/2017 en las calles de La Habana.

Cada vez son más los grandes diseñadores que se han enamorado de las posibilidades que ofrece Cuba. En 2015 también, Louis Vuitton patrocinó la duodécima edición de la Bienal de La Habana, presentando apoyo a artistas participantes como José Yaque.

Christian Louboutin se acercó más y diseñó la equitación deportiva que el equipo olímpico llevó a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Apuesta por el turismo

Y es que Cuba, según el experto José Ramón Pin, “es un buen mercado” para este tipo de empresas. La razón es porque los cubanos no están acostumbrados al consumo, especialmente los de clase media. Ahora bien, con la política que está llevando a cabo el presidente del país, Raúl Castro, está aumentando el turismo y hay gente que tiene dólares en su poder.

Meliá Hotels: De Mallorca a medio mundo en 60 años de historia

Este incremento turístico se deja notar en las cifras de empresas hoteleras como Meliá, cuyos hoteles en la isla alcanzaron en el primer trimestre del presente ejercicio una ocupación del 80,9% e ingresaron 10,8 millones de euros. Esta apertura al turismo también se deja notar en la inversión que empresas realizarán en la isla. Precisamente Meliá alcanzó en este mes de mayo un acuerdo de gestión para ampliar su presencia con la incorporación de ochos hoteles, lo que supone un incremento de 931 habitaciones.

Y es que son muchas las oportunidades que ofrece la isla. Después de muchos años llegó el momento que las empresas estaban esperando, lanzarse a la conquista de Cuba, un territorio en el que hasta hace poco era imposible implantarse y que, con las nuevas reformas, se ha convertido en un caramelo.


- Publicidad -