miércoles, 17 agosto 2022 9:25

El valor de Inditex equivale al 10% del PIB de España

Inditex es el claro ejemplo de éxito empresarial en España. Una historia que va ligada a un nombre: Amancio Ortega. Un empresario nacido en 1936 en un pueblo de León llamado Busdongo de Arbás que abandonaría muy pronto (a los tres meses) al mudarse su familia a Galicia. A los 12 años dejaría sus estudios y se pondría a trabajar en una camisería de A Coruña. Tras ser empleado en distintas tiendas textiles (en la tienda La Maja conocería a Rosalía) en 1963 decide trabajar por su cuenta y abre una tienda, junto a su exmujer (ya fallecida) Rosalía Mera, llamada Goa que vendía batas de boatiné y que a la postre sería la primera piedra de una multinacional que, probablemente, ni el mismo hubiera imaginado.

Una pequeña tienda que tendría un nuevo impulso doce años después con la apertura de la primera tienda Zara en el centro de A Coruña y que fue bien recibida por el público, lo que le permitió su expansión por las principales ciudades españolas. Algo más tarde, en 1984, crearía su primer centro de distribución logístico (10.000 metros cuadrados) en Arteixo pero el gran hito llegaría en 1985 cuando se funda Inditex como la empresa holding del Grupo y en 1988 con su expansión internacional: Abre su primera tienda en Oporto (Portugal). Un año más tarde (1989) decide cruzar el charco y abre una tienda en Nueva York siendo el crecimiento imparable en sucesivos años. Además, en 1991 incorpora al Grupo las marcas Pull&Bear y Massimo Dutti mientras que Stradivarius se sumaría en 1999.

Su debut en bolsa llegaría en 2001 y desde entonces su comportamiento ha sido envidiable y ha catapultado a su fundador, Amancio Ortega, no sólo como el hombre más rico de España sino como uno de los más ricos del mundo. En concreto, el año pasado fue la persona más rica del mundo según la revista Forbes gracias a un patrimonio de 71.000 millones de  euros mientras que en el ranking que elabora Bloomberg sobre los hombres más ricos del mundo (se actualiza diariamente) ostentaría el segundo puesto con un patrimonio de 83.700 millones de dólares únicamente superado por el fundador de Microsoft, Bill Gates (88.100 millones de dólares) y a poco distancia de Jeff Bezos, fundador de Amazon, al que adelanta en únicamente 500 millones de dólares.

Amancio Ortega figura entre los hombres más ricos del mundo

Un enorme patrimonio que viene explicado por sus inversiones inmobiliarias (realizadas a través de la sociedad Pontegadea Inversiones) pero sobre todo por el 59,294% del capital que posee de Inditex. Una compañía que ha llegado a sobrepasar los 100.000 millones de euros de capitalización de mercado y que actualmente tiene un valor de mercado de 112.540 millones de euros por lo que el porcentaje de acciones que su fundador posee tendría un valor de 66.730 millones de euros. Un patrimonio que, además, se va incrementando con los dividendos que abona la compañía y que en el caso de Amancio Ortega ascienden hasta los 1.256 millones de euros este año. Una cifra superior a los 1.108 millones percibidos en el ejercicio 2016.

Además, esta capitalización de mercado ha logrado situar a la compañía textil como la empresa española que más ha valido en la historia de la bolsa española al lograr batir los 111.032 millones de euros, que era el récord que ostentaba Telefónica y que data de noviembre de 2007 (niveles precrisis). Un hecho que marca la dimensión que ha alcanzado Inditex y que, si lo comparamos con el PIB de España, supondría un 10,10% del mismo (en 2016 el PIB se ha situado en 1.113.851 millones de euros). De esta buena marcha también se ha beneficio algún familiar suyo. Su hija Sandra Ortega posee un 5,053% del capital de la textil gallega por lo que también cuenta con su pequeña fortuna (en comparación con la de su padre) y es que sólo este año cobrará 107 millones de euros en dividendos.

Su hija Sandra Ortega posee un 5,053% del capital de Inditex

Unas cifras en las que no hemos tenido en cuenta la retribución de la compañía a su consejo de administración. Hay que destacar que este consejo está formado por nueve miembros entre los que figuran el propio Amancio Ortega y otros directivos de la compañía como su presidente ejecutivo, Pablo Isla, y aunque no se desgrana individualmente la retribución, el montante para todos ellos ha sido de 2,64 millones de euros de retribución fija (aumenta un 6,5%) y de 3,39 millones del plan de incentivos (en 2015 no hubo pagos por este concepto). Una retribución que en total ha ascendido a más de seis millones de euros y que habrá supuesto un importante estímulo para los consejeros.

Buenos resultados empresariales

La compañía presentará sus resultados del primer trimestre el próximo 14 de junio de 2017. Unos resultados que probablemente batan las cifras de 2016 y es que Inditex no para de mejorar las cifras trimestre tras trimestre. Por ejemplo; durante el 2016 sus ventas alcanzaron los 23.311 millones de euros (+12%) mientras que su beneficio neto se ha situado en los 3.157 millones (+10%). Unos crecimientos de dos dígitos que muestran la buena dinámica de la compañía tanto a nivel general como en los ratios propios del sector puesto que las ventas en tiendas comparables aumentaron un 10%, sobre el crecimiento del 8,5% del ejercicio anterior, con incrementos positivos en todas las áreas geográficas y en todas las cadenas. Una muestra más de la fortaleza de la textil fundada por Amancio Ortega. Unos resultados que han permitido la creación de empleo puesto que durante el año pasado se generaron 9.596 puestos de trabajo (2.480 sólo en España) y la posición neta de caja ha aumentado un 15% y se sitúa en los 6.090 millones de euros (un gran montante que siempre se rumorea que podría ser usado, en parte, para el pago de un dividendo extraordinario). Es decir, la compañía crece a un gran ritmo y con un endeudamiento nulo.

La empresa ha creado 2.480 puestos de trabajo en españa en 2016

La empresa también saca pecho en cuanto a su contribución fiscal en España que ha alcanzado los 1.616 millones de euros en el año 2016, sumando impuestos directos e impuestos indirectos recaudados. Por su parte, la compañía ha señalado que la tasa efectiva del impuesto de sociedades fue del 24,7% y recalca que “durante los últimos cinco años, la tasa efectiva media en España superó el 26,38% con una aportación total de más de 2.000 millones de euros, cantidad que supone más del 2% del total recaudado por el Estado por este concepto en el conjunto de la economía española.

Con potencial en bolsa

Un buen comportamiento financiero que ha catapultado a la compañía a máximos históricos gracias a una subida del 10% durante este año y de un 20% a doce meses. Por tanto, es normal que muchos inversores tengan “mal de altura” y se pregunten si ahora que ha avanzado tanto en los últimos tiempos podría producirse una corrección. Caídas que parecen no aventurar los expertos de Citi puesto que tienen a la textil española entre su lista de empresas europeas favoritas ya que aconsejan comprar con un precio objetivo de 41,5 euros (se encuentra cotizando en torno a los 36 euros) y destacan que el grupo es el mejor posicionado para aprovechar el crecimiento de las ventas online y su previsión es que el beneficio por acción de la matriz aumente un 12% anual durante el periodo 2018 – 2020. Un crecimiento de su modelo de negocio superior al de sus competidores apoyado por un mejor flujo de caja.

Además, los expertos del banco estadounidense han señalado en referencia a un análisis del sector retail que “los cambios estructurales amplifican la importancia de modelos operativos fuertes. El modelo de Inditex, y en menor medida de Primark, están bien posicionados para aprovechar el crecimiento rápido del sector minorista online. En contraste, GAP se encuentra bajo presión y H&M da señales de una prolongada desaceleración”


- Publicidad -