sábado, 3 diciembre 2022 23:09

Se reconstruye el cerebro de René Descartes y se encuentra una protuberancia en él

El cerebro de los grandes genios siempre será un misterio. A pesar de realizar estudios y más estudios, aún no se sabe por qué algunos nacen con más inteligencia o habilidad que el resto. Muchos opinan que la forma de la superficie del cerebro de estos sabios podría dar una pista sobre la inteligencia de estos grandes genios de la historia, pero, realmente, aún no se ha podido comprobar.

Ahora, un grupo de científicos ha logrado reconstruir una imagen en 3D del cerebro de René Descartes, el famoso filósofo que pronunció la conocida frase de ‘Pienso, luego existo‘, para estudiarlo con más detenimiento. Para sorpresa de todos estos investigadores, el cerebro de René Descartes era completamente normal excepto en una parte de donde brotaba una protuberancia nada usual en la corteza frontal de cerebro.

La zona abultada del cerebro de Descartes es la región que puede procesar el significado de las palabras, de ahí que, posiblemente, este hombre fuese un verdadero genio de la dialéctica y del discurso. Eso sí, no todo es tener buena mente, como dijo el propio filósofo, sino que, además, hay que usarla bien para llegar a obtener grandes resultados.

Los cerebros de los grandes genios de la humanidad

Para sorpresa de todos, no solo de los científicos que día tras día intentan buscar la respuesta a la grandeza de los grandes genios de la humanidad, la mayoría de los cerebros que se han estudiado hasta el momento no han mostrado grandes diferencias con respecto al resto de cerebros de los mortales. A pesar de esto, los investigadores siguen esforzándose y estudiando cada milímetro del cerebro humano para encontrar esas diferencias que los hacen tan especiales.

En el caso de René Descartes, por desgracia, no se ha podido estudiar el cerebro real ya que se había descompuesto, pero sí pudieron realizar una recreación en 3D mediante el escaneo del interior de su cráneo, que sí se ha podido conservar durante más de 200 años en el Museo Nacional de Ciencias Naturales en la ciudad de París.

grandes genios

Otros cerebros de grandes genios como, por ejemplo, el de Albert Einstein, sí han podido ser estudiados en la realidad dado su estado de conservación, pero, desgraciadamente, no fue el caso del filósofo francés.

Realmente es todo un misterio la evolución que tienen los cerebros de los grandes genios en comparación con el del resto de los mortales, ¿No creéis? En apariencia, nada cambia, pero en el interior todo es diferente, desde la forma de percibir la vida hasta las costumbres. Es por ello por lo que siempre se les ha considerado como unos adelantados a su tiempo. René Descartes no iba a ser menos. Su teoría sobre el Racionalismo fue, sin duda, uno de los mayores adelantos de la época en cuanto a pensamiento se refiere.

¿Por qué creéis vosotros que existe tanta diferencia entre unos y otros? Recordad que par Descartes lo importante era la forma de usar el cerebro, no el tamaño de este. Para él, todos podíamos ser grandes genios.


- Publicidad -