sábado, 2 julio 2022 14:00

¿Una máquina expendedora de coches deportivos? Sí, existe y está en Singapur

Si podemos tener máquinas expendedoras que dispensan todo, desde botellas de champán a barras de oro, ¿por qué no podemos tener una que dispensa coches? Imagina una estructura masiva con coches brillantes en la pantalla, y con un empujón de un botón puedes obtener cualquiera que te guste, como si de un refresco se tratara.

Lo bueno es que no tienes que imaginarlo porque hay uno en Singapur. Con una extensión de 15 pisos y 4 columnas, esta estructura de vidrio masiva parece una versión de tamaño real de un paquete de regalo de Hot Wheels. Es propiedad de Autobahn Motors, que se especializa en propiedades de lujo, deportes, convertibles coleccionables, y automóviles de interés especial.

Ubicado en las calles de Jalan Bukit Merah, “la máquina expendedora más grande de superdeportivos” es en realidad una sala de exposición con más de 80 supercoches que alinean las ventanas de cristal de este inventario de automóviles y escaparate. El edificio Autobahn Motors (ABM) utiliza el último sistema automatizado de última generación (Automotive Inventory Management System / AIMS) para administrar el inventario y la recuperación. El sistema es la creación de Gary y Jack Hong, quienes poseen
Autobahn Motors, y pueden controlar todo a través de una tableta.

El recientemente construido ABM ha atraído la atención y la imaginación de muchos entusiastas del automóvil y sus vecinos por igual, con su vitrina que ilumina el horizonte toda la noche.

Una solución alternativa a la eficiencia del estacionamiento

Al darse cuenta del problema con la gestión del aparcamiento en Singapur, los propietarios de Autobahn Motors pasaron casi 3 años conceptualizando esta instalación y ahora, el Edificio ABM ofrece una capacidad de almacenamiento de 60 coches exóticos, antiguos y de lujo, así como múltiples espacios para eventos. Hoy en día, la nueva instalación ABM de Autobahn Motor establece el estándar en la exhibición de autos.

El edificio de ABM está siendo llamado, en tono bromista, de la más “máquina expendedora” de coches. El sistema automatizado es el gran secreto del éxito de esta máquina: “Los objetivos podrían ser crear la mayor máquina expendedora de supercoches.” dijeron Gary Gary y Jack Hong, propietarios de Autobahn Motors

AIMS es esencialmente un inventario de automóviles, recuperación y sistema de visualización que está totalmente controlado por una tableta. Utilizando un sistema único, la recuperación de un coche desde el estante superior del edificio de ABM toma bastante menos de dos minutos.

No es la única

En la ciudad de Hangzhou, China, han creado una máquina expendedora de coches que nos ofrece un vehículo en apenas unos momentos.

Este proyecto no solo es interesante por la manera en la que los coches están guardados y la maquinaria accede a ellos, sino por los coches en sí. Y es que son vehículos eléctricos, en una iniciativa que busca aliviar un poco la tremenda polución que se genera diariamente en las capitales chinas; su autonomía es de unos 120 kilómetros y la velocidad máxima es de 80 km/h, suficiente para recorrer las calles de la ciudad.

El coste es de unos tres dólares por hora, pero el usuario no está obligado a devolver el coche a la misma estación, sino que puede dejarlo en cualquiera que esté cercana cuando haya terminado su uso, y para ello se esperan crear 750 garajes en Hangzhou en los próximos cuatro años. Una solución inteligente a la creciente necesidad de la población de un coche, que se inspira en los sistemas para compartir bicicleta que tanto éxito han tenido en el pasado.


- Publicidad -