sábado, 2 julio 2022 1:02

Carmen Borrego disfruta de la tregua temporal que concluirá con el estreno de Supervivientes

Hay tregua en Telecinco: la cadena ha decidió cortar con su bisturí el culebrón Bigote Arrocet y por eso la entrevista estelar del pasado Sábado Deluxe tuvo como protagonista a la hija de Alonso Caparrós y no la de la hija del cómico chileno para dar testimonio a lo que supuestamente Carmen Borrego filtra por la espalda. Este hecho le sirve de descanso a María Teresa Campos, que disfrutará de familia y procesiones en su Málaga natal junto a Terelu, que alegó casual fiebre para postergar su regreso a Sálvame. 

Pero la que más temor tiene sobre su cabeza es Carmen Borrego, que lleva diez días sufriendo dardos en forma de comentarios en Sálvame y artículos en Lecturas de Mila Ximénez, sedienta por ver su regreso ante las cámaras que se producirá en El Debate de Supervivientes que moderará Sandra Barneda. La vuelta de este programa y la participación de Bigote en el reality-show supondrá que los contenidos de Sálvame giren sobre dos temas: el pasado económico, familiar y sentimental de Bigote y el presente supuestamente filtrador de Carmen Borrego, deseosa según Mila de foco y de torpedear la relación de su madre. 

Carmen Borrego disfruta de una tregua temporal en Semana Santa

Pero Carmen no solo sufre los dardos de Mila, sino que también ha visto estos días como el ex novio de su hermana habla sobre ella. Pipi Estrada, sediento de Mediaset tras su defenestración: “Carmen parece que se ha cansado de ser la tercera en discordia y ha pasado a ocupar la primera plaza en la parrilla televisiva. Estaba cansada de estar en un plano demasiado discreto donde pesaba que no se le reconocía o agradecía los favores prestados”. Estrada recuerda que Borrego “es muy hábil, maneja los tiempos como nadie y ha ido a televisión y entre elogios y piropos se ha sentido grande. Me consta que las Campos se quieren…a su manera”.

El asturiano reconocía que “en Carmen tuve a una cómplice en los momentos más duros tenía con Terelu, en esas ocasiones en que me ponia las maletas fuera de casa (…) Me decía que para querer a Terelu hay que ser su madre (…) La historia de Mila Ximenez con las Campos nunca fue sana, era un ser despreciable para ellas…Recuerdo que cuando María Teresa era la reina de las mañanas les decía a sus colaboradores, vosotros la reventáis que yo la voy a defender. Luego quedé a comer con Mila y me ponía a parir a la madre y a la hija. No tienen sintonía personal ni profesional y ambas partes sienten desprecio”.

Según Pipi Estrada, las Campos desprecian a Mila Ximénez y viceversa

Estrada recuerda que “es jugona, Carmen es muy irónica. Utiliza mucho la ironía, la sátira y el sarcasmo, donde se siente protagonista”. Recuerda al antiguo novio de Carmen, el ex productor de los programas de su madre Rafa García, “era un superviviente y ahí no tenía ni voz ni voto”. También cuenta su visión sobre la relación entre María Teresa y Bigote: “Para ella su pareja es un trofeo y se siente orgullosa de pasearlo. Ella presume de independiente, pero es una gran dependiente”.

Peor valoración de ella tiene Mila Ximénez, que hace unos días lanzaba un misil en forma de misiva: “Carmen, me produces un sentimiento que raya en la lástima. Has crecido en un jardín regado y cuidado con tijeras que cortaban tus esquejes, como hierba mala que perjudicaba a las flores mimadas sin tenerte en cuenta. Me pareciste interesante, pero solo unos minutos. Eres lo que eres porque durante mucho tiempo se lo han currado tu madre y tu hermana. Ahora pretendes volar sola. Pero si no tienes unas alas sólidas para hacerlo te estrellarás en la caída libre de los payasos paracaidistas. Ojalá consigas lo que estás pretendiendo. Ser una estrella mediática no pasa por lo que te digan”.


- Publicidad -