lunes, 4 julio 2022 13:57

Milan Design week 2017: Louis Vuitton y Loewe arrasan con sus colecciones homeware

En su quinto año, Objets Nomades de Louis Vuitton es una colección de homeware en constante evolución, de colaboraciones con las mejores luminarias del mundo del diseño. De acuerdo con los orígenes de la marca como fabricante de maletas, cada pieza de edición limitada gana sus inspiración del espíritu de los viajes, un resumen brillantemente evocador que a lo largo de los años ha producido creaciones extraordinarias y que una vez más está sorprendiendo en la Milan Design Week (semana del diseño).

Uno de los más extravagantes es la silla suspendida de Cocoon, de los Hermanos Campana; Un elemento en forma de huevo envuelta en un cuero rojo y con un precio que supera los 30.000 euros, toda un bestseller.

El acercamiento fluido de Louis Vuitton a los diseñadores significa que la marca nunca está enteramente segura de cuantas nuevas piezas serán reveladas anualmente. Pero 2017 ha resultado ser un año excelente con 10 nuevas incorporaciones, desde la pantalla Paravent de Marcel Wanders hasta el sofá Bomboca en forma de nube de los Hermanos Campana.

El atelier suizo Oï vuelve con tres nuevas piezas; Una rigurosa silla de comedor enmarcada en acero con un asiento compuesto de ocho cinturones de cuero y una lámpara interactiva similar a una linterna, deslizando el anillo de metal con rosca de tiras de cuero que juega con la luz y la sombra.

Pero es el sofá de balancín con una encantadora historia que más llama a la puerta de la imaginación. Inspirado en un barco de lona plegable que el equipo descubrió en un mercado está bellamente ejecutado y se pliega, como un ventilador, en un objeto portátil ingenioso.

Es improbable que estas piezas realmente vivan una existencia peripatética pero, en concepto y ejecución refinada, encarnan el espíritu de una vida bien viajada.

Loewe también se apunta a la Semana del Diseño

¿Como se inyecta una marca con personalidad? ¿Cómo se articula la moda de una manera diferente? Estas son algunas de las preguntas que el diseñador Jonathan Anderson se hizo a sí mismo cuando tomó las riendas en Loewe hace tres años. Decidió que la respuesta era llevar la casa de lujo española al interior, porque “el hogar nunca ha sido más importante”. También es una forma más sustancial de demostrar el talento creativo de la marca, la artesanía y el know-how, los muebles tienen longevidad.

Loewe sigue las huellas de otras marcas de moda que se expanden hacia el estilo de vida a través del hogar. ¿Y dónde mejor se debuta? Pues en la semana del diseño de Milán, un evento anual que ha sido descrito como el Glastonbury del diseño.

Asientos modulares inspirados en el minimalismo americano, lanas tiradas en curiosas siluetas masculinas, alfombras de estrellas, piezas de roble talladas a mano por los fabricantes de muebles Yorkshire; “Loewe: This is Home” se basa en innumerables influencias y una panoplia de texturas y técnicas. Su naturaleza ecléctica es una expresión muy personal de la mente obsesionada con el arte detrás de ella, la del director creativo Jonathan Anderson.

“Me gusta la idea de que la moda puede explotar en una casa, reuniendo a los artesanos para diseñar nuevas formas físicas y aplicar la artesanía en un hogar”. Se refiere a una gama vertiginosa de influencias, al tiempo que explica las diversas piezas que componen la colección.

Loewe: This Is Home” se exhibirá en la tienda insignia de Loewe, en la famosa calle Montenapoleone 21, hasta el 9 de abril.


- Publicidad -