martes, 6 diciembre 2022 0:58

Vive como un rey en Inglaterra: El castillo de Enrique VIII está en el mercado

En 1535, en medio de su viaje de la luna de miel, Enrique VIII y Ana Bolena pasaron diez días en el castillo de Thornbury, en Gloucestershire, Inglaterra. Poco después, su relación se agrió (por decirlo suavemente). Pero a pesar de esto, Thornbury ha conservado durante mucho tiempo su reputación como la morada romántica de la pareja real. Ahora, el castillo histórico de estilo Tudor está disponible para quien lo quiera comprar. Según varios medios ingleses, Thornbury fue recientemente puesto en el mercado por 9.5 millones de euros.

Thornbury Castle 27 e1490646836773 Merca2.es

El castillo, que actualmente funciona como un hotel, cuenta con 28 habitaciones con baño, un viñedo, extensos jardines y un restaurante que ocupa varias habitaciones, incluyendo las mazmorras de la propiedad. Los visitantes pueden incluso dormir en el mismo dormitorio donde Enrique VIII durmió junto a su (segunda) esposa. La mayor parte del castillo fue construido en 1510, aunque algunas fuentes lo remontan a 1330.

Enrique VIII y Ana Bolena no fueron los únicos amantes desafortunados que ocuparon Thornbury durante su larga historia. Según el sitio web del hotel, la finca puede remontar sus raíces hasta el siglo X cuando era la mansión de Thornbury. Uno de sus primeros dueños conocidos fue el poderoso noble sajón Brictric, hijo de Algar. Mientras que servía como embajador inglés a Flandes, Brictric rechazó, según se informa, las atenciones románticas de Matilda de Flandes, que se casó más adelante con Guillermo el conquistador, el primer rey normando de Inglaterra.

14901809719562 e1490647131422 Merca2.es

Todavía enojada por el rechazo una vez que se convirtió en reina, Matilda persuadió a su marido a tomar las tierras de Brictric, incluyendo la mansión de Thornbury, y Brictric fue arrojado a una prisión de Winchester, donde vivió el resto de sus días.

Edward Stafford, el duque de Buckingham, que construyó el castillo de Thornbury tal y como está también encontró un final bastante desafortunado. Según la Enciclopedia Británica, Stafford era un noble poderoso durante el reinado de Enrique VII e incluso había sido considerado como un posible sucesor de la corona. Por lo tanto, Enrique VIII se mostró más bien cauteloso con Stafford, que no ayudó a las cosas convirtiéndose en un portavoz de los nobles que habían sido excluidos del cargo bajo el reinado del rey. Stafford fue finalmente acusado, probablemente falsamente, de conspirar para asesinar al rey y fue ejecutado en Tower Hill en 1521.

18279608 e1490646916927 Merca2.es

Después de la muerte de Stafford, Henry VIII demandó el castillo de Thornbury. Permaneció como propiedad real hasta la muerte de la hija de Enrique, María I, después de lo cual Thornbury fue devuelto a los descendientes de Stafford. Pero el castillo estuvo desocupado durante dos siglos, y poco a poco se desmoronó en ruinas.

En la década de 1850, Thornbury fue restaurado y transformado en una casa de la familia. El castillo fue abierto como un restaurante en la década de 1960, y más tarde abrió como un hotel y espacio para eventos.

Martin Rogers, un representante del agente inmobiliario Savills, afirmó que la propiedad está realmente en venta: “a un inversionista que busque poseer un hotel histórico.» Agregó que Savills espera «un interés significativo al comercializar el activo, es una oportunidad única para un inversor hotelero por el estilo Tudor que mantiene y la popularidad del edificio para celebraciones«. No es del todo sorprendente. Thornbury es el único castillo de estilo Tudor convertido en hotel en Inglaterra, que ofrece a los visitantes una oportunidad única para vivir como un rey.


- Publicidad -