miércoles, 17 agosto 2022 9:03

La NASA estudia enviar a dos astronautas a la órbita de la Luna próximamente

Salir al exterior para conocer qué es lo que nos rodea es una idea fija en el centro de operaciones de la NASA y por ello el centro de investigación está estudiando enviar a dos astronautas a la órbita de la Luna en el año 2019 para poder probar las maniobras y la tecnología desarrollada para poder cumplir con el objetivo principal de la institución, llegar a Marte.

El supercohete SLS (Space Launch System) y la nave espacial Orión son los vehículos seleccionados para enviar a estos astronautas lejos de la Tierra, aunque el primer vuelo de prueba está organizado para el mes de noviembre del 2018 y será una misión sin tripulación denominada como EM-1 (Misión de Exploración 1). En este viaje se planea llegar hasta la órbita lunar, aunque es posible que este vuelo cambie de fecha tras las últimas noticias.

La agencia de vuelos espaciales planea ahora retrasar este vuelo un año completo para incorporar la presencia de dos astronautas reales en vez de simples maniquíes. Para ello deben estudiar este despegue con más profundidad para poder garantizar un 100% de efectividad en este vuelo.

El propio Robert Lightfoot, que es administrador interino de la NASA, es el que pidió estudiar esta posibilidad el pasado 15 de febrero, la de incluir a dos tripulantes a bordo de la nave espacial. Este estudio revisará los riesgos, los beneficios, el trabajo adicional que se requiere, los recursos necesarios que se necesitan y los contras de retrasar este proyecto durante un año ya que, como es lógico, la NASA tiene un cronograma que cumplir y este retraso podría afectar al resto del calendario.

Es por ello por lo que William Gerstenmaier, el administrador asociado para el directorio de Exploración Humana Espacial, ha asegurado que es solo una propuesta y que se evaluará, pero que no es una decisión que se haya tomado. La misión principal de EM-1 seguirá siendo la de realizar un primer vuelo sin pasajeros.

Objetivo final: llegar a Marte

Marte es el destino final de esta misión, pero por el momento la NASA enviará la nave espacial a una órbita lunar retrógrada distante para poder realizar allí maniobras adicionales, el sobrevuelo de la luna y el encendido de motores para la vuelta. Estas maniobras tienen como objetivo investigar el ambiente para misiones de futuro en el espacio profundo y por ello tienen que valorar si realmente es una opción viable el atrasar el despegue.

Indistintamente del resultado, se están trabajando dos proyectos apartes que están relacionados también con esta misión de llegar a Marte. El primero de ellos es un hadware para el primer vuelo que ya ha comenzado a llegar al Centro Espacial Kennedy, en Florida. El segundo de ellos tiene lugar en un laboratorio del Centro Espacial  Johnson de la NASA en Houston. En este proyecto, los ingenieros se encuentran en plena simulación de las condiciones en las que los astronautas van a vivir con los trajes espaciales. El objetivo es evaluar cuál el nivel de interactuación con las pantallas y los controles que se van a usar.


- Publicidad -