jueves, 7 julio 2022 8:43

E-bici ST2 S, la “Tesla” de dos ruedas

Inspirado por Tesla, el empresario suizo de bicicletas Thomas Binggeli fundó Stromer en 2008 como una forma de abordar problemas como la congestión del tráfico, la salud y la sostenibilidad.

Las ventas de bicicletas electrónicas han estado en auge en la última década, con un crecimiento de dos dígitos en 2015. Un estudio reciente de Navigant Research estima que para 2025 la industria de bicicletas electrónicas podría ver ingresos de 24.300 millones de dólares, frente a una estimación de 15.700 millones de dólares en 2016 .

Parte de ese auge está impulsado por tecnología de bajo costo. A diferencia de las scooters eléctricas o motocicletas, una e-bicicleta requiere una cierta cantidad de pedaleo, por lo que el viaje será ligeramente más entretenido. Y no necesitas ningún tipo de carnet para conducirla. Una e-bici tendrá un precio de salida de alrededor de 500 dólares, pero la ST2 S, será algo más cara, rondando los 10.000 dólares.

Al igual que los Tesla, las bicicletas Stromer utilizan una batería de iones de litio de alta capacidad. Y la interfaz digital es también muy similar. A esta pantalla LED o ordenador de bordo se le llama Omni. La bici es un modelo “conectado”, es lo mínimo que podríamos pedirle a un modelo de este precio: el sistema se comunica con nuestro smartphone y muestra información relativa a la navegación o parámetros de conducción, como velocidad o kilómetros realizados. La bici lleva su propio GPS. Una pequeña pantalla en el marco te muestra cuánta ayuda estás recibiendo en cada momento. La revista BikeRadar fue tan lejos como para llamar a la Stromer ST2 S “la Tesla de las e-bikes” y anunció que “realmente podría reemplazar un coche”.

El verdadero lujo de la Stromer ST2 S se encuentra en su exclusivo “Syno-Drive“, un motor compacto. Funcionando de una forma eficiente, proporciona aproximadamente 500 vatios de potencia y un par de 40Nm. Esto permite que la bici llegue a los 45 kilómetros por hora en menos de 5 segundos y una autonomía de cerca de 150 km gracias a la batería más grande y potente del mercado de la e-bici que, según asegura la propia compañía en su web, pesa tan solo 4’8 kilos.

En cuanto a la transmisión de la misma, la Stromer viene con un sistema electrónico de Shimano, un Di2 XTR con 20 velocidades. Los frenos también son realmente llamativos para una bici eléctrica, se utilizan unidades de disco Magura MT5. Otra muestra de que la compañía no escatimó en detalles con una luz de 1,600 lumen y todo tipo de acesorios que se pueden comprar separatamente.

El diseño de la Stromer ST2 S sigue la regla del “menos es más”. Por ello, todos los cables están dentro del marco. La compañía define el estilo de sus bicicletas como “elegante atractivo y que destaca donde quiera que vaya”. Es una bicicleta “convencional” que no llamaría demasiado la atención si no fuesen sus características únicas.

Eso sí, el conductor de una e-bike debe tener especial cuidado con los baches o obstáculos en el camino ya que según se afirma las suspensiones no son de las mejores y menos si vas a una velocidad de 50 km/h.


- Publicidad -