sábado, 2 julio 2022 10:19

El boicot contra Trump afecta a 3.600 productos con su marca

Donald Trump, el mismo hombre que considera a la prensa su principal enemigo y que recientemente no ha dudado en dejar fuera de actos con los medios a aquellos a los que considera sus enemigos, está sufriendo un severo castigo a manos de otro enemigo incluso más inclemente: Los consumidores y un boicot contra su marca que ha provocado que más de 3.600 productos con su sello salgan de los comercios.

El dato de Shannon Coulter, el estratega de marcas que fundó el pasado octubre la campaña #GrabYourWallet (Agárrate la cartera), supone una caída del 61% de artículos a la venta de las marcas Trump desde el pasado mes de noviembre.

El más sonado de los abandonos de la marca fue el de Nordstrom, que renunció a seguir vendiendo la ropa y complementos con marca Ivanka Trump debido a las pobres ventas. “Cada año recortamos cerca del 10% de las marcas y actualizamos nuestro catálogo con la misma cantidad”, declaró Nordstrom al Business Insider. “En este caso, basado en los resultados de la marca, decidimos no comprarles esta temporada”.

Ese mismo camino lo han seguido Neiman Marcus y Belk, que dejaron de vender online productos Ivanka Trump, así como Sears y Kmarts, que dejaron de vender la línea de hogar Trump Home.

La lista negra

Al inicio del boicot, Coulter hizo una lista con las empresas que venden productos Trump y contactó con las empresas para explicarles cómo salir de la lista. Hasta ahora, han salido de ella un total de 19 sociedades.

Los datos de Coulter no incluyen las ventas de Trump en tiendas físicas. Varias empresas, como Burlington Coat Factory, Marshalls y Saks, han eliminado los productos de las tiendan digitales pero las mantienen en establecimientos físicos.

Quienes se salvan

La lista no incluye las librerías que venden los libros de los Trump o su familia. “#GrabYourWallet es conservadora a la hora de añadir a negocios que tienen la palabra escrita como su principal modelo de negocio”, subraya la lista.

La campaña tampoco afecta a la empresa de aire acondicionado Carrier, con la que Trump llegó a un acuerdo para mantener en el país empleos, un acuerdo en el que había empezado a trabajar Bernie Sanders.

Tampoco afecta a las empresas relacionadas con los miembros del gabinete de Trump, ni a Facebook a pesar de haber “contribuido a la distribución de propaganda y falsas noticias durante las elecciones”. PayPal se salva porque el millonario libertario que apoya a Trump Peter Thiel no tiene relación con la compañía.

El Washinton Post, propiedad de Jeff Bezos, se queda fuera pese a que Amazon está en el boicot de #GrabYourWallet.


- Publicidad -