jueves, 7 julio 2022 9:23

El nuevo iPhone promete ser el más “premium” de la historia

Los rumores sobre el iPhone 8 se disparan a medida que avanza el tiempo y se acerca el momento más esperado, su presentación. Hasta la fecha, los datos más demandados han estado relacionados con sus futuras características y, especialmente, con su diseño.

Sin embargo, empieza a tomar relevancia otro dato de interés y no es otro que el coste que pueda tener el nuevo buque insignia de la casa de Cupertino. La última filtración revela que el iPhone 8 podría superar los 1.000 euros.

Los dispositivos de Apple, y en especial sus smartphones, siempre se han considerado como gadgets “premium”, algo muy vinculado a los precios tan elevados que suelen tener. De hecho, el iPhone 8 podría superar el precio del iPhone 7 Plus de 256 GB que ya cuesta 1.129 euros.

Esta nueva filtración se ha llevado a cabo por el portal FastCompany y las posibilidades de que este iPhone se haga con el título de el más caro en la historia de Apple son cada vez más evidentes.  Las bases en las que se sostiene este nuevo rumor son principalmente las novedades que incluirá el iPhone 8. Además, el iPhone 8 puede terminar siendo nombrado como el iPhone X, una edición conmemorativa del décimo aniversario del smartphone, un motivo más que empuje el precio del dispositivo.

Si bien el diseño será un plus, puesto que se espera que el nuevo iPhone sea presentado con carcasa de cristal y acero, con una estructura similar a la que vimos en el iPhone 4, la pantalla será uno de los principales factores que determinará la escalada de precios.

Todo parece indicar que Apple introducirá en su iPhone 8 un panel OLED sin apenas marcos, con una diagonal de 5.8 pulgadas. Por tamaño, características y tipo de panel, materiales y proceso de fabricación, esta pantalla será claramente más cara que las actuales LCD que montan los iPhone 7.

El aumento de memoria, posiblemente hasta los 256 GB, es otro aliciente que empujaría a Apple a vender a un precio superior el nuevo iPhone. Y así gradualmente con otras novedades tales como la carga inalámbrica y un sensor de huellas integrado en el propio display, además de la supresión del propio botón Home físico que hasta ahora incluye el sensor de huellas Touch ID.

Estas novedades serían las que encarecerían el iPhone 8 puesto que requiere hardware adicional o, sencillamente, más caro que el que actualmente equipa el último modelo. Una estrategia que, si bien puede ser o no razonable, Apple ya ha aplicado en cierto modo cuando lanzó iPhones con memoria interna de mayor capacidad.

Asimismo, el hecho de que el iPhone 8 pueda ser considerado como el iPhone X, una edición conmemorativa del décimo aniversario del smartphone, puede ser otro motivo más que empuje a la californiana a fijar el precio del iPhone 8 por encima de los 1.000 en su versión más básica.

Para los que estén esperando este nuevo artículo de “lujo” debemos advertir que al precio de lanzamiento en Estados Unidos hay que añadirle los impuestos y tasas de importación para los diferentes países, por lo que el precio subiría aún más. Otro punto que tiene en vilo a los apasionados de la marca de la manzana son las políticas de Donald Trump, algo que podría terminar siendo clave a la hora de adquirir nuevos dispositivos estadounidenses,.


- Publicidad -