¿No te da miedo estar tres horas? Porque, claro, estar quince años dando paso a vídeo, paso a vídeo, y ahora, claro, tienes que manejar directos, tiempos, entrevistas, pasar de un tema a otro… ¿Te ves oxidada?”. Con estas palabras Mariló Montero aguó la mañana a Anne Igartiburu, que preparaba el estreno vespertino de Más gente. La cara de circunstancias de la presentadora y actriz vasca evidenció el mal rollo entre ambas, pero TVE le mostró confianza y le dejó regresar a Corazón, programa que ha compatibilizado en los últimos años con diversos eventos (Eurovisión, Campanadas, Gala FAO, Inocente, Inocente).  

Pero algo ha ocurrido en la cúpula de TVE, que en los últimos meses ha apostado por otras caras para conducir programas del perfil de Anne. La Corporación Pública apostó por Eva González para conducir El gran reto musical y Nuria Roca ha sido la elegida para conducir el nuevo show musical, Fantastic Dúo. Pero el remate le ha llegado a Anne con la elección de Cantizano para conducir Jugando con las estrellas y las galas previas de Eurovisión, labor que ha llevado a cabo en seis ocasiones en la última década. Los sindicatos no han visto con buenos ojos el fichaje de presentadores como Jaime Cantizano o Nuria Roca, que compiten desde Prisa Radio y Atresmedia (Cadena Dial y Melodía FM) contra la emisora musical de RTVE, Radio 3. También hay voces molestas por la defenestración de Anne Igartiburu, que este año cumple veinte años como rostro emblemático de La 1 de TVE.

TVE no ha elegido a Anne para sus diversos proyectos de entretenimiento en TVE

Pese a ello TVE no confió en Anne para conducir la gala del sesenta aniversario del canal, en manos de Raffaella Carrá, pese a que la presentadora vasca había conducido la gala del cincuenta aniversario junto a Laura Valenzuela y Paula Vázquez. En la presentación de la programación navideña Anne se dejaba querer para volver al prime-time, donde triunfó en ¡Mira quién baila!: “Por supuesto que me gustaría. Me gustan los programas de emociones, dar sorpresas, los dating shows, la música…”. Y también dejaba las puertas abiertas a fichar por la competencia: “No ha habido llamadas de las privadas en los últimos años. Si hay un proyecto bonito, donde sea. Cada cadena tiene ya sus caras. Es como cuando te ven bien con tu pareja y ni se les ocurre”.

En una entrevista para El Mundo reconocía que le gustaría hacer algo diferente a Corazón: “Claro que es mi ilusión, hacer temas que tengan que ver con sentimientos, pero también he hecho ya grandes cosas y estar donde estamos hoy con el programa, es un éxito, mirar fuera te limita, porque entonces no ves lo que hay aquí ahora, tengo un equipo maravilloso que confía en mí y hay que saber mirar aquí en vez de allí”. La presentadora es feliz ya que cumplió en julio su sueño de ser madre biológica, Nicolás, que se suma a sus hijos adoptados: “Pues eso, una mamá. De las peques no hablo porque creo que está bien que no se hable de los menores por respetar que igual el día de mañana a ellos no les guste. Yo soy una persona relativamente sencilla, simplifico mucho las cosas y tengo un horario muy organizado desde hace años, acabo a las tres mi directo y por la tarde ya invierto el tiempo en temas personales, trabajo como coach y como voluntaria en fundaciones, hago deporte, voy al cine, escucho música, me dedico a mi pareja… No hago tampoco nada especial, cada vez más sencillo, elijo mucho donde voy y lo que hago”.

Anne comparte su vida con Pablo Heras-Casado

En la gala de los Goya se dejó ver junto a su marido, el director de orquesta Pablo Heras-Casado: “Yo creo que las cosas no llegan por casualidad, cuando tú estás bien, coherente y fuerte es cuando las cosas te tienen que llegar, y si tenía que llegar, ha llegado y han pasado unos años ya y feliz, muy bien”.