jueves, 30 junio 2022 19:07

Rolex Cosmograph Daytona Ultimate Chronograph, la crème de la crème de los relojes de lujo

Rolex presentó la última versión del Cosmograph Daytona. Introducido en 1963 y diseñado para satisfacer las necesidades de los pilotos profesionales. Con su cronógrafo de alta fiabilidad y su esfera equipada con escala taquimétrica, que permite a los pilotos medir con precisión las velocidades medias de hasta 400 km / h. Un ícono asociado eternamente, gracias a su nombre y funciones, al alto rendimiento del universo automovilismo.

El lanzamiento del Rolex Cosmograph Daytona Ultimate Chronograph es la evolución que combina la alta tecnología y la estética refinada, rindiendo tributo a la herencia de este legendario cronógrafo. La esfera hace referencia al modelo 1965.

cosmograph_daytona_m116506_0002_840x840

Un reloj brillante, el Rolex Cosmograph Daytona, el cronógrafo por excelencia, se presenta en una versión Rolesor combinando acero 904L y otros materiales como, por ejemplo, oro amarillo de 18 quilates con una esfera de color negro y un brazalete Oyster. La escala del taquímetro permite la medición de la velocidad promedia de 400 km / h, o millas.

El cronógrafo es impulsado por un mecanismo de rueda de pilares y embrague vertical, lo que asegura el inicio instantáneo y extremadamente preciso de la cronometraje, y una gran robustez.

El puntero central de segundos deslizante permite una lectura precisa de 1/8º de segundo, mientras que los totalizadores en el mostrador registran as horas y los minutos acumulados. Los pilotos pueden planear con exactitud los tiempos de vuelta y determinar sus estrategias con total seguridad.

El brazalete. Una de las maravillas de este modelo Rolex. El diseño, desarrollo y producción de las brazaletes y cierres de Rolex, así como las rigurosas pruebas a las que están sometidas, implican el uso de la tecnología más reciente. Y al igual que todos los componentes del reloj, el control estético hecha personalmente por los relojeros de Rolex asegura una perfecta belleza.

El brazalete Oyster es la alquimia perfecta entre forma y función. Lanzado a finales de 1930, esta pulsera de metal, particularmente robusta y cómoda, con tres eslabones planos sigue siendo el más utilizado en la pulsera de la colección Oyester.

El Cosmograph Daytona está equipado con el calibre 4130, movimiento mecánico de cuerda automática con cronógrafo completamente desarrollado y producido por Rolex. La arquitectura incorpora muchos menos componentes que un cronógrafo convencional, lo que aumenta la fiabilidad del mecanismo.

01_Daytona-1963-1024x768

Al igual que todos los mecanismos del Rolex Perpetual, el 4130 tiene el certificado de cronómetro suizo, título reservado para los relojes de alta precisión que pasan la prueba de la Contrôle Officiel Suizo de Cronómetros (COSC). El mecanismo de cronógrafo tiene la espiral Parachrom, que ofrece una mayor resistencia a los golpes y las variaciones de temperatura.

Las funciones de cronógrafo Daytona se activan mediante botones pulsadores que se “esconden” cuando no están siendo utilizados, como la corona, lo que garantiza la impermeabilidad a 100 metros. La presión para iniciar, detener o reiniciar el cronógrafo produce un “clic” claro, que se ha mejorado a través del uso de tecnología avanzada.

Los relojeros Rolex también han mejorado el mecanismo para adaptarlo a la presión de los dedos y que así puedan responder mejor. Además, se hicieron ajustes para que la unidad fuese instantánea y precisa, sin sacrificar la fiabilidad.

Existen diferentes gamas de materiales utilizados como el oro amarillo, el oro everose, oro blanco, platino o el acero. El modelo más económico es el compuesto por acero y vale 11.400 euros, mientras que entre los más caros están los compuestos por oro blanco (con un precio de 39.950 euros) y los de platino, cuyo precio no sale divulgado en su página web.


- Publicidad -