martes, 16 agosto 2022 11:51

El Hyperloop de Musk avanza tras la competición en California

El Hyperloop, el medio de transporte reintroducido en la cultura popular por Elon Musk en 2013, dio un pequeño paso hacia adelante el último fin de semana de enero tras la competición organizada por el milmillonario en Hawthorne, California.

La idea del Hyperloop es sencilla: un túnel a baja presión atmosférica por donde se mueven cápsulas. Hablamos de un tren de tubo de vacío en el que la ausencia casi total de aire permitiría alcanzar altas velocidades, pudiendo incluso romper la barrera del sonido. Para reducir más todavía la fricción, los trenes levitarían gracias a potentes electroimanes.

El Hyperloop sería un tren de tubo de vacío y levitación magnética

En 2015 SpaceX, la compañía de exploración espacial de Musk, organizó una competición para todos aquellos interesados en abordar la problemática del Hyperloop.

De las decenas de equipos que presentaron diseños en enero de 2016, sólo una veintena pasó a la fase de prototipos.

De ellos, tres equipos (MIT, la Universidad Técnica de Múnich y la Universidad Técnica de Delft) han llegado a la estricta prueba final: hacer que sus cápsulas recorran un túnel de algo más de un kilómetro de largo.

Solo tres equipos pudieron probar sus cápsulas en el túnel de Musk

El equipo del MIT fue el primero en entrar al túnel; la Universidad Técnica de Múnich se ha llevado el honor de presentar la cápsula más rápida y, finalmente, la Universidad Técnica de Delft ha resultado la ganadora absoluta.

Aunque el sistema avanza gracias a las ideas de grupos de jóvenes estudiantes de ingeniería, hay problemas técnicos que solucionar antes de empezar a construir la ruta propuesta por Musk en 2013. Si el acero se dilata un 0.055% por aumentos de temperatura, para los 559 kilómetros de Hyperloop que habría que tender entre San Francisco y Los Ángeles habría que añadir unos 300 metros para que el acero del interior del túnel se expandiese.

Aunque la tecnología no es un problema, tanto el precio como el diseño del Hyperloop sí lo son

El pequeño paso de la competición es una victoria, pero estamos lejos de que el Hyperloop sea una realidad. Aunque la tecnología necesaria para el sistema ya existe, también la hay para ir y volver de la Luna.

Aun así, los participantes no pierden su optimismo, al igual que Musk, que quiere que “la gente innove y piense en hacer cosas de manera que no estén imitando el pasado”. La frase resulta un tanto irónica cuando uno tiene en cuenta que los primeros conceptos de trenes de tubo de vacío aparecieron a comienzos del siglo XX, antes de la Primera Guerra Mundial.


- Publicidad -