miércoles, 28 septiembre 2022 6:08

Felipe VI cumple y abre las puertas de la hermana ‘Arabia Saudí’ a las empresas españolas

Parecía que no iba a llegar nunca, pero por fin llegó. A la tercera pudo viajar el rey Felipe VI hasta Arabia Saudí, tras dos viajes fallidos por distintas circunstancias. Unos aplazamientos que traían de cabeza a las empresas españolas, que están ávidas de que las relaciones entre ambas Casas Reales -bastante buenas desde hace años- sigan estrechándose. Y todo porque hay cientos de miles de petrodólares listos para invertir en nuevas infraestructuras dentro del Plan Visión 2030, con el que el país busca diversificar los ingresos estatales.

De momento, y a tenor de lo que hemos ido conociendo, todo apunta a que Don Felipe ha cumplido con su papel de facilitador. Una de las compañías que más interés tenía en que el viaje saliera bien era Navantia. En juego hay más de 2.000 millones de euros para la compra de cinco corbetas que construiría la española en sus astilleros. Pues bien, su presidente José Manuel Revuelta, da por hecho que el contrato saldrá adelante. «El papel del rey ha sido clave» ha dicho, con lo que se garantiza carga de trabajo a medio plazo para los astilleros de Cádiz y Ferrol.

Renfe, ADIF, Indra, Talgo, OHL beneficiadas

Buenas noticias también para el consorcio de AVE Medina-La Meca. Las empresas que conforman el consorcio español han visto cómo la prórroga que tanto ansiaban llegaba a sus manos. Catorce meses más para que se puedan terminar las obras, que deben permitir que en marzo de 2018 comiencen las operaciones de venta y pruebas de servicio. Un proyecto de 6,730 millones de euros, y que supone el mayor contrato de infraestructuras que jamás ha logrado un conjunto de empresas españolas.

Estos son los frutos más inmediatos. Ahora queda por ver qué se consigue en las próximas semanas. No hay que olvidar que Arabia Saudí tiene puesto en marcha un plan para que su economía dependa menos del petróleo, y tenga una mayor diversificación de ingresos. Para ello se contempla una fuerte reestructuración estatal que permita ampliar la aportación del sector privado al PIB, de modo que pase del 40% actual al 65% en 2030.

Arabia Saudí quiere cambiar su modelo productivo en los próximos años

Para conseguir ese cambio y las reformas necesarias, se busca ya la posibilidad de sacar dinero de la gallina de los huevos de oro: la petrolera Aramco, de la que se va a vender a lo largo de este año el 5%. Lo hará con la mayor capitalización del mundo: 1,8 billones de euros -tres veces la capitalización de Apple- y que es ahora mismo la primera cotizada global.

Se trata de la principal petrolera del mundo, con una producción superior a los 10,5 millones de barriles diarios, y cuenta con reservas de 260 millones. Éstas suponen el 25% del total mundial, y se calcula que podrían durar cerca de 80 años.

Así que con estos mimbres es lógico que nuestras empresas quieran sacar tajada. Tampoco lo es que más de una treintena de empresarios hayan acudido a este viaje. Entre ellos, el consejero delegado de OHL, Tomás García Madrid; y varios directivos de empresas como Sacyr, FCC, Acciona, ACS, Indra, Typsa o el grupo Mondragón. Y todo porque estamos ante un país que ha conseguido en el último año un comercio bilateral de 6,5 millones de euros, y entre 2010 y 2015 el volumen del comercio bilateral aumentó cerca del 56%, según datos de la CEOE.


- Publicidad -