lunes, 4 julio 2022 2:19

Amazon acelera su expansión física

El gigante de la distribución en Estados Unidos, Amazon, acaba de anunciar que tiene la intención de contratar a 100.000 nuevos trabajadores a tiempo completo en Estados  Unidos. Unos empleos que se van a generar a lo largo y ancho de todo el país, y en todas las categorías, según ha anunciado la propia empresa: desde ingenieros y desarrolladores de software hasta gente que no haya tenido un empleo nunca.

Según el comunicado de Amazon, buena parte de los nuevos puestos estarán en los centros que la compañía está construyendo en Texas, California, Nueva Jersey… Unas contrataciones que se efectuarán a lo largo de los próximos 18 meses, y que harán que la compañía tenga cerca de 280.000 trabajadores. Sigue, por tanto, su proceso de expansión que le ha llevado a pasar de 30.000 empleos en 2011, a más de 180.000 a finales del año pasado.

Pero a los analistas en Estados Unidos no les salen las cuentas. Aseguran que, dado el amplio contenido de Innovación y Automatización que tiene la compañía de distribución, con la mitad de puestos de trabajo le valdría. Es, al menos, lo que sostienen los expertos de KeyBank, como Ed Yurna, para quien estamos “ante una brecha que, a priori, parece inexplicable”.

Sin embargo, se atreve a hacer una predicción al asegurar que “esto puede significar que puede estar vinculado a un despliegue mucho mayor del que Amazon ha confesado hasta ahora en tiendas físicas”. No hay que olvidar que Jeff Bezos tiene intención de empezar a desplegar a partir de ahora algunos centros que le sirvan para apoyar su red de distribución a través de Internet.

Es el caso, por ejemplo, de las librerías. Va a poner en marcha en estos meses varios centenares (algunas fuentes hablan de 300 o 400) librerías. Sin embargo, a falta de confirmar la cantidad, sí es una realidad que -a finales- de 2015 abrió la primera en Seattle, en donde hay más de 6.000 títulos, y en el que los visitantes pueden también probar artículos de Amazon como el Kindle o el FireTV.

Pero para los analistas de KeyBank los tiros pueden ir más “por los supermercados”. Es decir,  AmazonGo. La intención del equipo de Jeff Bezos es comenzar un experimento en algunos puntos de Estados Unidos de este nuevo modelo de tienda de alimentación, en el que no hará falta pagar físicamente. Bastará con tener un móvil con bluetooth y una cuenta de Amazon. Una revolución en el modelo de venta de alimentación que puede suponer una revolución de la distribución en a otro lado del Atlántico, ya que en el sector trabajan más de 3,5 millones de personas.


- Publicidad -