miércoles, 19 enero 2022 7:00

Navidad: Lujo y glamour para la cena de nochebuena

El día de nochebuena es sinónimo de familia y celebración, pero no todos los bolsillos están preparados para las propuestas de verdadero lujo que existen en el mundo. La vajilla, los vasos y el menu más caro del mundo en una misma mesa para una navidad llena de glamour. ¿Preparado?

El servicio de mesa más caro del mundo se llama Stravaganza y es portugués. Entre las decoraciones en oro y diamantes incrustados en una forma innovadora, la vajilla portuguesa alcanza el precio de 250.000 euros.

La vajilla es un proyecto de la empresa portuguesa Siala. La producción de porcelana estaba a cargo de la, también portuguesa, SPAL y las incrustaciones de diamantes, fue hecha por la empresa española Ouropa.

0003d4f2c53465

Eduardo de Bernarda, director de Siala, advirtió en su momento «Sólo un cliente de lujo puede comprar un servicio de lujo. Una obra de arte única. No sólo por el oro y los diamantes, sino porque la tecnología empleada».

Los vasos otro punto importante: Si quereis algo verdaderamente lujoso nada mejor que adquirir o poseer un Baccarat, el sinónimo de lujo y elegancia. Estas maravillas esculpidas o talladas en cristal son, desde hace más de dos siglos, verdaderas joyas que han decorado los más refinados salones, vitrinas y tocadores de las más elegantes familias de todo el mundo.

Para una vajilla y vasos de lujo nada mejor que una cena de lujo. Si te faltan las ideas te proponemos un menu presentado en 2012 en Londres. El menú preparado por el chef inglés Ben Spalding en John Salt, un conocido bar londinense, era excéntrico y carísimo: 125.000 libras cada cuatro personas (poco más de 145.000 euros).

El menu estaba compuesto por piezas gastronómicas insólitas que iban divididas de la siguiente manera:

Primer plato: nido de ave relleno con caviar Almas (el más caro del mundo), acompañado por un aceto balsámico añejado 150 años y jamón ibérico Pata Negra.  Segundo plato: trufa blanca de Alba servida junto a un melón especial de 4.000 dólares, originario de China.
Tercer plato y principal: una especie rara de pavo, corazón de res Wagyu, trufas Perigord y unos pistachos que valen su peso en oro. Todo envuelto en una hoja de oro de 9.600 dólares.

Para terminar, el postre, un combo de sabores exóticos: placa de vainilla dorada de Uganda, granos de café excretados por una civeta (café “Kopi Luwac”) y sandía Densuke, una fruta que se cultiva sólo en Japón, con una limitada producción de diez mil unidades por año.

¿Y para beber? Una botella de vodka marca Diva, un champagne Piper Heidsieck 1907  y vinos franceses que cuesta entre los 1.500 y 8.600 euros.

Si te ha gustado y estás pensando en copiarte de este menu te dejamos la lista de la compra:

imagen-sin-titulo

Vodka Diva – 2.350 euros
Champagne Piper Heidsieck 1907 – 44.000 euros
Hielo seco – 210 euros
Jamón Pata Negra  – 750 euros
Nido dos pájaros – 118 euros
Caviar Almas – 5.785 euros
Vinagre balsámico de 150 años – 1.210 euros
Trufa blanca Alba – 4.115 euros
Pollo de Bresse – 2.935 euros
Azafrán – 590 euros
Melón Yubari – 2.935 euros
Pavo Dodina – 590 euros
Carne Wagyu – 5.285 euros
Hojas de laurel – 6.000
Trufas Periogord – 1055 euros
Pistachos Akbari – 5.875 euros
Kopi Luwak – 3.525 euros
Chocolate Amadei – 175 euros
Sandia Densuke – 3.055 euros
Oro Uganda – 1.760 euros
Cheval Blanc 1949 – 5.500 euros
1988 Corton-Charlemagne, Coche-Dury – 1.390
1959 La Tache – 6.345 euros
1976 Chateau d’Yquem – 1.165 euros

La decoración es otro punto a tener en cuenta, este año debes apostar por los tonos dorados, el color del lujo y de la sofisticación. Simplicidad y dinero, mucho dinero es lo que hace falta para juntar todos los lujos nombrados en una misma mesa.


- Publicidad -