miércoles, 17 agosto 2022 7:23

¿Tu perro te quiere y te entiende? Esto es lo que dice la ciencia

Los amantes de los perros no necesitan confirmación científica de la fuerte conexión que tienen con su mascota, es más que obvio. Y ya se sabe, la ciencia acostumbra a buscar los qués y porqués a casi todo, pero en este caso más que hallar, confirma con la razón lo que el corazón ya sabía.

Es recurrente el estudio del amor y comunicación entre dueños y perros. Distintos estudios analizan las emociones e inteligencia del mejor amigo del hombre, encontrando explicación a ese crisol de sentimientos y sensaciones. Cómo no, también haciendo luz allí donde no esperamos, y entonces la sorpresa está asegurada, ayudándonos a conocerlos más y mejor. También, por supuesto, a quererlos aún más, si cabe.

¿Tu perro te quiere?

La ciencia hace un acercamiento muy curioso al sentimiento del amor que los perros pudieran tener de las personas. Más allá de la absoluta certeza que solo da el amor del bueno, y que pueden sentir por igual canes y humanos, los científicos dan esquinazo al antropocentrismo y se plantean que el amor pueda ser un sentimiento no solo humano.

Contestar a cinco preguntas te dará la respuesta a la pregunta del millón: ¿tu perro te ama o le une a ti simple dependencia?

Haciendo gala de su pragmático espítiru recurren a los tests para resolver la cuestión. En este caso, al menos, es la fórmula elegida. Se trata de una batería de cinco preguntas muy sencillas inspiradas en investigaciones científicas, así como en las teorías de Gregory Berns, un neurólogo y psiquiatra estudioso de los perros. Objetivo: saber si tu perro te quiere de verdad.

El siguiente vídeo, publicado por The Wall Street Journal, resume las cinco preguntas que debes  hacerte para saber si a tu perro le late el corazoncito por ti. Permite averiguarlo sin necesidad de recurrir a la resonancia magnética, el procedimiento habitualmente utilizado por Berns. Concretamente, para estudiar de la mejor forma sus cerebros a partir de imágenes las regiones cerebrales que llevan a cabo determinadas tareas. Otra manera de probar su amor y lealtad.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=4SAJEw_W7qY]

Estas son las cinco preguntas que debes hacerte para saber si tu perro te ama:

  1. ¿Qué hace después de comer? Una vez esta necesidad básica ha sido cubierta, en teoría ya habría obtenido lo que desea, con lo que si pasa de ti no está loco de amor, precisamente. Observa si busca seguir contigo, si hace la siesta contigo en el sofá o la cama, si se queda a tus pies o se aleja para jugar solo, pongamos por caso.
  2. ¿Dónde quiere dormir? Si tu perro quiere dormir contigo o a los pies de tu cama, otro punto a favor del amor. ¿Con quien de la familia prefiere dormir? Otra pista muy clara…
  3. ¿Cómo reacciona cuando te vas? Pasarlo mal cuando te vas puede ser un síntoma de un trastorno conocido como ansiedad de separación, por lo que no es, necesariamente, señal de que te quiere más. Muy al contrario, según Gregory Berns, los perros echan de manos pero son los que se quedan tranquilos aquellos que demuestran tener más confianza en que su dueño volverá.
  4. ¿Cómo reacciona cuando vuelves? Si al escuchar la llave en la cerradura se vuelve loco de contento porque sabe que eres tú, entonces es sencillamente lo que parece, te adora y muere de amor por ti.
  5. ¿Quieres a tu perro? Si tú quieres a tu perro, según Berns, también él te querrá. Si lo hace más o menos que a otro miembro de la familia es otra historia, pero de acuerdo con el experto, perro que recibe amor, también lo da…

tu-perro-te-quiere

¿En definitiva, para qué sirve este test, si tienes la certidumbre de ello? Además de ser una curiosidad que no deja de tener su punto simpático, hay que reconocer que viene de miedo para callar bocas a aquellos incrédulos que piensan que nuestro perro no siente amor, sino una dependencia por quien lo alimenta y cuida.

Un amor correspondido

Que los perros se consideren un miembro más de la familia es cosa común, y tampoco resulta extraño que la relación con los canes tenga un componente materno filial. En estos casos la ciencia también tiene su explicación.

“Varios estudios anteriores han encontrado que los niveles de neurohormonas aumentan tras inteactuar con los perros, de forma especial con la oxitocina, involucrada en el vínculo hacia la pareja y el apego materno”, dice Lori Palley, DVM, del Centro de Medicina Comparada del Hospital General de Massachusetts, co-autor del informe.

A los perros se les puede querer como si fuesen hijos, la ciencia ha encontrado explicación a esta común realidad.

El experto apunta que gracias a nuevas tecnologías de imágenes cerebrales “están empezando a entenderse las bases neurobiológicas de la relación, lo cual es emocionante“. Además, la conexión emocional es también mutua, la ciencia también lo confirma.

Establecen una conexión emocional tanto humanos como perros, pues también este extremo está probado. Lo hicieron científicos del Instituto de Investigación Messerli de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, concluyendo que los canes distinguen las emociones humanas.

De nuevo, que estos animales perciben las emociones humanas de alegría y tristeza resulta evidente para muchos de sus dueños. En dicha investigación, se constató que saben diferenciar cuando estamos contentos o enfadados. Durante las pruebas, además, demostraron estar predispuestos para un mejor aprendizaje cuando no mediaba enfado. Su reticencia se interpretó como señal de reconocimiento emocional en humanos. En este caso, se cumple aquello de que “la letra con sangre no entra”…

Tu perro sabe diferenciar los distintos estados de ánimo: cuando estás contento, enfadado o triste.

Este estudio ha sido pionero en demostrar que animales no humanos pueden distinguir nuestras emociones. Por ejemplo, en experimentos con los primates, hasta la fecha, solo se ha observado indiferencia ante los sentimientos manifiestados en las caras de ejemplares de otras especies.

Tu perro te escucha y te entiende

Aún no se sabe cuánto entienden de lo que les decimos, pero sí que lo hacen. Esta vez ha sido un estudio de la Universidad de Sussex (Reino Unido) la que logró concluir que el cerebro de los perros puede identificar los tonos de la voz y su significado de éstos.

Básicamente, captan que se trata de un tono que expresa alegría, tristeza o, por ejemplo, enojo. Aún es un primer paso en nuestro conocimiento de su capacidad de comprensión, pero sí de logró demostrar no solo que expresan distintas reacciones ante la voz humana,  sino que además procesan los tonos de una manera parecida a nosotros.

Ahora ya sabes por qué cuando ríes te traen un juguete o cuando lloras te consuelan… Más allá de la experiencia propia, impepinable, a nivel científico debería ser pan comido, pues si bien el perro se convirtió en el mejor amigo del hombre por la manduca, según la ciencia, por puro sentido común su milenaria domesticación tenía que hacer una profunda mella.

Fotos: JussyD y PeziBear


- Publicidad -