sábado, 2 julio 2022 13:04

Tres millones de coches, el mayor hito en la historia de la fábrica de Mini

La fábrica británica de Oxford acaba de celebrar un acontecimiento realmente destacable: allí se llevan producidos tres millones de automóviles Mini, desde que comenzaran a salir de la línea de ensamblaje, en el año 2001. El automóvil que ha hecho esos tres millones ha sido un John Cooper Works Clubman (la serie deportiva de la sub-marca de BMW), y curiosamente es también el primer modelo de esta marca en combinar la última tecnología racing de John Cooper Works con el sistema de tracción total ALL4.

Inicialmente en ella se ensamblaban 300 coches diariamente, en ese año de 2001, mientras que ahora son aproximadamente 1.000 coches los que salen de su línea de montaje, es decir: los 4.500 empleados de elevada cualificación de la fábrica producen un Mini nuevo más o menos cada minuto. Alrededor del 80 por ciento de esos Mini son destinados a la exportación, llegando a más de 110 mercados alrededor del mundo entero.

Al principio se fabricaban 300 coches al día en Oxford. Hoy unos 1.000.

Oliver Zipse, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, aprovechó la visita a la planta británica para celebrar este hito y declaró que “desde que se comenzó a construir el Mini en 2001, este coche ha demostrado ser muy popular entre los clientes de todo el mundo. La pasión y el compromiso de todos en esta factoría para construir un producto de una calidad muy alta es el punto clave de este éxito. Los tres millones de Mini construidos en Oxford son un logro notable. Felicitaciones a todos los que han contribuido a hacer posible esta celebración”.

Las ventas del Mini, tanto en el mercado local (Reino Unido) como internacionalmente, han ido fortaleciéndose y robusteciéndose con el paso de los años, gracias a una acertada y variada oferta de opciones de carrocería y motorizaciones, llegando en estos quince años a cifras récord. En el primer año se vendieron cerca de 40.000 Mini en todo el mundo, mientras que el pasado 2015 la cifra ya se había incrementado hasta cotas asombrosas, acercándose a las 340.000 unidades vendidas.

Mini tres millones en Oxford
En el Reino Unido BMW posee tres plantas que participan en la producción del coche, la de Hams Hall (cerca de Birminghan) produce los motores, mientras que en Swindon se fabrican los subchasis y partes de carrocería. Finalmente, el producto final se ensambla en Oxford, donde también se fabrican otras partes del coche, y se realiza el proceso de pintado. Estas tres plantas generan miles de empleos indirectos y afectan directamente al enriquecimiento de sus regiones, tanto en la cadena de suministros como en la de postventa.

La historia de la fábrica Mini en Oxford está intrínsecamente ligada con la del pequeño automóvil: fue la primera en ensamblarlo, y de hecho allí ya se producían coches en 1913 cuando el gran diseñador y filántropo William Morris produjo su primer coche, el “Bullnose” Morris. Sin embargo para encontrar las raíces del Mini hay que avanzar bastantes años, y situarnos en 1959, cuando Sir Alex Issigonis diseñó ese revolucionario coche compacto. La fábrica produjo en ese periodo, desde 1959 hasta 1966-1967, 94.889 unidades.

Actualmente se ensamblan en Oxford los modelos de tres y cinco puertas del Mini hatchback, el Mini Clubman, y el prestacional Mini John Cooper Works.

Mini tres millones en Oxford

Mini tres millones en Oxford


- Publicidad -