sábado, 2 julio 2022 1:40

Conceden la propiedad del streaming de audio y vídeo a un ‘troll de patentes’

El sistema estadounidense de patentes tecnológicas lleva años recibiendo críticas por su laxitud a la hora de otorgar la propiedad de invenciones que llevan años siendo masivamente usadas, o sobre conceptos tan amplios que convierten en un sinsentido a la propia patente (cuya misión debería ser la de proteger —y así incentivar— la innovación).

Para más inri, ha incentivado el negocio parasitario de los ‘trolls de patentes’: compañías dedicadas a adquirir patentes de empresas quebradas no con el fin de explotarlas por sí mismas, sino con el poder demandar a cualquiera que se ponga por delante por violarlas. En la mayoría de los casos, los demandados optan por llegar a un acuerdo extra-judicial y aceptar el pago de royalties antes que dejarse atrapar por prolongados y costosos procedimientos judiciales.

Litigios por patentes

Así, hace años un gigante como Amazon tuvo que llegar a un abultado acuerdo económico con la ignota compañía Soverain, poco conocida por sus innovaciones, pero sí por ser propietaria de la patente sobre… el ‘carrito de la compra’ online. De hecho, un informe (PDF) elaborado por la Casa Blanca en 2014 señalaba el 60% de las demandas en materia de patentes presentadas en EEUU podían clasificarse como ‘troleo de patentes‘.

Patentes sobre la nube y el Internet de las Cosas

Ante esta delirante legislación, la Electronic Frontier Foundation (EFF), un grupo de defensa de los derechos civiles digitales, publica todos los meses su ‘Patente estúpida del mes’, para denunciar los cuestionables criterios de la Oficina de Patentes de EEUU. Y su último hallazgo es ciertamente un buen ejemplo de los mismos.

La última ‘Patente estúpida’ recibe oficialmente el nombre de “Sistema y método para alojar emisiones de contenidos en un entorno informático basado en la nube”. Esto es, le otorga a la compañía Rothschild Broadcast Distribution Systems la propiedad sobre cualquier tecnología capaz de proveer al usuario de contenido multimedia desde un servidor remoto: un proceso que define, básicamente, la mayor parte de la actividad que se lleva a cabo en Internet a día de hoy.

“Esto podría haber sido algo original a mediados de los años 90, pero esta patente fue solicitada en 2011”

Daniel Nazer, abogado de la EFF, recuerda que “esto podría haber sido algo original a mediados de los años 90, pero esta patente fue solicitada en 2011“, y confiesa que los listados de patentes estúpidas que realiza su organización suelen equivaler a recitar de memoria tecnologías ya inventadas varios años antes de su solicitud.

¿Qué es Rothschild Broadcast Distribution Systems?

Como era previsible, Rothschild Broadcast Distribution Systems no es ninguna desconocida empresa puntera en el desarrollo de tecnología cloud, sino un mero troll de patentes que ahora se encuentra inmerso en 25 demandas contra toda clase de compañías, desde pequeñas startups hasta la propia Disney.

Además, no es la primera vez que esta compañía se lleva el ‘premio’ a la Patente Estúpida del Mes: la EFF ya se lo concedió en 2015 cuando Rothschild logró que le concedieran la patente sobre el envío de “preferencias sobre productos” a un “servidor remoto” a través de un “módulo de comunicación”. Si bien pretendía ser la patente de una especie de ‘expendedor de bebidas conectado’, lo difuso de su descripción le permitió emprender demandas contra varias compañías cuyos productos se basaban en el ‘Internet de las Cosas”.

Vía | EFF

Imagen | Atos


- Publicidad -