jueves, 30 junio 2022 21:36

Así se arremangan grandes marcas de todo el mundo para entrar en Cuba

¿Cuántas veces ha escuchado aquello de “tenemos que ir a Cuba antes de que se muera Fidel y se llene todo de McDonald´s”? Pues lo cierto es que al final la frase tiene visos de cumplirse, si bien los cambios no tienen tanto que ver con la defunción del longevo expresidente cubano como con la relajación del embargo bajo la administración de Barack Obama. ¿Un ejemplo? Más de mil empresas estadounidenses han solicitado en 2016 los correspondientes registros de marcas y denominaciones comerciales, más del doble que en 2015 y más de cien veces más que en 2014.

Según informa el Nuevo Herald, a la espera de ver qué sucede bajo la presidencia de Donald Trump, 2016 fue el año en que se disparó el interés comercial en registrar marcas en Cuba. Si en 2015 se registraron Netflix, Twitter y varias marcas de General Motors, entre otras, en 2016 hemos visto la entrada de colosos como Disney, HP Enterprise, Taco Bell, Starbucks, Uber, Chevron, Domino´s Pizza, Merrill Lynch (y otras marcas de Bank of America), The North Face, Wikipedia, Abbott, Apple, Microsoft, MGM Resorts, Marriott, Instagram, Intercontinental, Costco, Polaroid, Groupon, Best Buy, Bellagio o Periscope.

Anécdotas curiosas: Cuba ha rechazado provisionalmente algunas marcas de Apple como Retina HD o San Francisco (su última tipografía). Paris Hilton ha registrado en Cuba su marca personal, Eli Lilly ya tiene la marca de antidepresivos Prozac en el saco y entre el saco de marcas registrada por Pepsi se encuentran las populares Mirindas.

mirinda

John Kavulich, presidente de la U.S.-Cuba Trade and Economic Council, ha llegado a afirmar que “las seis rondas de cambios en las regulaciones desde el 17 de diciembre del 2014 han sido un catalizador en los registros de propiedad intelectual de compañías de EEUU”.

No deja de ser significativo que se hayan registrado empresas como la ya citada Netflix, Dish, Comcast, Bloomberg, CBS, Univisión, Cartoon Network o Showtime, teniendo en cuenta que la televisión estatal programa películas y series del vecino americano (cuidadosamente elegidas) sin pagar derechos de autor.

En Cuba hay registradas más de 6.000 marcas de compañías estadounidenses, además de las que se conceden automáticamente en el marco del Protocolo de Madrid.

¿Y lo que decíamos de McDonald´s? La firma, como en Doña Rosita la Soltera de Lorca, lleva esperando desde 1985 y renovando su registro de marca cada década. Aunque nada más llegar tendrá la competencia de la prestigiosa cadena premium de hamburguesas establecida en la costa oeste In´n´out, que como ha podido confirmar merca2.es, también está registrada en la isla. O Wendy´s. O Burger King.

bk

¿Podrán llegar a funcionar este tipo de empresas de EEUU en Cuba? Es difícil, si tenemos en cuenta que en Cuba no existe una ley de franquicias que no sean estatales. También es una situación complicada si tenemos en cuenta que en el exilio cubano se disputan miles de millones de dólares en reclamaciones por las expropiaciones realizadas tras la revolución, en 1959.

Pero también hay marcas cubanas que esperan su oportunidad en EEUU. Havana Club ganó recientemente a Bacardí un litigio por el registro de dicha marca en el país norteamericano, y la empresa estatal cubana Cubaexport aspira a que su ron sea el primer producto cubano que se venda en EEUU cuando se levante el embargo.

Por supuesto, otros países están aprovechando el registro en los últimos meses, aunque a otro ritmo. En 2016 ha registrado la suya la irlandesa Baileys, al igual que la mexicana Bimbo, que lleva años registrando sus enseñas, las empresas chinas Huawei u OPPO, la italiana Nutella o los laboratorios españoles Suavinex.

Las empresas españolas llevan años registrando marcas a buen ritmo. La marca Fundador lleva registrada desde 1935, aunque este año cambió la titularidad a nombre de los nuevos dueños de Allied Domecq, Beam Global. Henkel Ibérica tiene registrada Licor del Polo desde 1985.


- Publicidad -