miércoles, 17 agosto 2022 5:35

Los ingleses huyen de España. Dejan de comprar viviendas tras el Brexit

Habría quien pensara que no iba a ocurrir, pero cuando una economía depende del turismo todo puede afectarle. Y así ha sido. Tras el Brexit, los ingleses han cerrado el grifo y han dejado de comprar casas en España. Es normal, porque tras la depreciación de la Libra, la adquisición se ha convertido en una pesadilla para ellos. Así se pone de manifiesto en los datos de la Estadística Registral Inmobiliaria, donde se puede comprobar cómo los británicos han ido disminuyendo el volumen de adquisición en los últimos trimestres.

Es cierto que son los que ocupan la primera posición, pero ahora suponen el 17,66% de los compradores extranjeros. Un lugar muy alejado del 23,95% que tenían en 2015. Pero es que, sólo en el último trimestre la caída ha llegado a ser del dos por ciento. De hecho, la propia Estadística refleja que “los efectos del Brexit se están dejando notar debido al incremento del precio divisa”. Y ojo, porque alerta de que es muy posible que este efecto se produzca a otras nacionalidades que ven cómo su diferencial respecto al Euro resulta dañino.

Por detrás de los británicos se encuentran los franceses -que recuperan el segundo lugar con el 8,91%-. A partir de ahí encontramos a Suecia y Bélgica.

 

Poco a poco los bancos vuelven a ser los grandes protagonistas de la concesión de créditos. Se puede comprobar cómo van ganando cuota de mercado frente a otras entidades de crédito. Actualmente tienen el 90% de la cartera de clientes, una cifra que se viene incrementando durante los últimos cursos, ganando en porcentaje durante los dos últimos años, tras una época complicada en los tiempos de la crisis más profunda.

De hecho, se puede comprobar cómo -lentamente- el endeudamiento también va subiendo. Durante el tercer trimestre del año el importe medio ha sido de 1.147€/m2 como media.

Poco a poco el crédito hipotecario sube, y también el importe medio adeudado por hipoteca

El mercado hipotecario continúa su reactivación, mostrando claros signos de crecimiento. Uno de ellos es el aumento del endeudamiento hipotecario, que en este caso se recoge en el presente apartado a través de su medición con respecto a la superficie de vivienda adquirida y financiada. El resultado del tercer trimestre del año ha sido de 1.147 €/m2, dando lugar a un incremento intertrimestral del 0,61%, acumulando con ello varios trimestres consecutivos con incremento de resultados. Por encima de esa media se encuentran Madrid, con 1.643 €/m2; País Vasco, 1.599 €/m2 y Cataluña, 1.395 €/m2.


- Publicidad -