viernes, 27 mayo 2022 21:04

MásMóvil trabaja para mover a Orange a miles de clientes de Pepephone

El nuevo ‘cuarto operador’ tiene un problema con Pepephone: La gente huye a manos llenas de la empresa del macarra de lunares desde que los amarillos anunciaron la compra de la compañía. Controlar la sangría en una empresa por la que se pagaron 180 millones de euros es perentorio.

La no renovación del acuerdo mayorista con Movistar ha complicado mejorar las tarifas a los clientes y mantener la rentabilidad actual. El único modo de conseguir una oferta más competitiva, rentable y con la opción de introducir convergencia fijo-móvil es llevarse a muchos clientes a la red de Orange, y en eso están trabajando.

El acuerdo con Movistar obliga a mantener en esa red a cientos de miles de clientes

El acuerdo mayorista con los azules tiene un problema y es que, durante todavía mucho tiempo, MásMóvil debe mantener cientos de miles de abonados en esta red para cumplir con el compromiso mínimo garantizado con Movistar.

Sin embargo, fuentes próximas a la compañía confirmaron que Pepephone logró superar los mínimos garantizados hace ya tiempo y que habría margen para mover a Orange no sólo a todos los nuevos clientes sin también a muchos miles de los actuales.

El problema es lanzar una oferta tan buena que la acepten miles de clientes pero impedir que se puedan acoger todos

¿Pero cómo hacerlo? La oferta convergente es clave. Muchos de los clientes de Pepephone podrían ser sensibles a una oferta fijo-móvil con acceso a fibra de Orange con una tarifa plana de datos de muchos gigas. El problema es ¿cómo ofrecer algo tan bueno que te permita llevarte a miles de clientes pero no lo bastante bueno como para que todo el mundo cambie a la vez? ¿Y cómo hacer encajar eso con los principios de una empresa que siempre puso su foco en dar las mejores ofertas al mismo tiempo a todos sus clientes?

Ésa es la batalla que tendrán que librar en los próximos meses en MásMóvil. La presión para hacerlo y contener las bajas es uno de los grandes desafíos del equipo que ahora dirige Javier Cantó. ¿Conseguirá el operador amarillo igualar el éxito de Orange con Simyo, un virtual que llegó a crecer mucho tras ser adquirido? ¿O seguirá la fuga en masa de clientes desencantados? Sólo el tiempo lo dirá.


- Publicidad -