domingo, 3 julio 2022 9:44

Los españoles estamos desbordados de trabajo… Pero somos felices

España cuenta con el octavo mayor nivel de intensidad en el trabajo de toda la Unión Europea. O por lo menos esa es la conclusión que puede sacarse del último informe difundido este jueves por la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo, en definitiva, Eurofound.

¿Esto qué quiere decir? Pues que más del 35% de los empleados españoles deben hacer frente a una gran carga de trabajo, que además absorbe demasiado tiempo (tanto mental como físicamente) y que además requiere de ciertos “malabarismos”, por parte del contratado para hacerlas frente.

Indice de intensidad laboral

grafico-2Cabe recordar en este punto que estamos por encima de la mayor parte de los países más desarrollados del Viejo Continente (tan solo nos superan en este rango Reino Unido, Francia y Suecia).

En lo referente a la regularidad en el trabajo, España cuenta con uno de los mayores índices europeos en este sentido. De hecho, es uno de los países donde se registra una menor regularidad baja. Solo superados por Bulgaria, Malta, Luxemburgo, Chipre y Turquía.

Trabajadores que aseguran tener un descanso de menos de 11 horas entre jornadas

grafico-1Por poner otro ejemplo acerca de las condiciones a las que se tiene que hacer frente, casi la mitad de los empleados encuestados en España, para realizar el estudio comunitario, han tenido al menos un caso en el último mes en el que el descanso entre jornadas laborales no ha llegado a las 12 horas de diferencia entre ambas (el mínimo establecido). En esto, por desgracia, nuestro país también es líder.

La mala situación que la crisis económica de los últimos años ha dejado en España ha llevado, por otro lado, a que el 26% de los trabajadores que trabajan por su propia cuenta lo hacen porque no tienen otra opción.

EL 26% de los trabajadores que trabajan por su propia cuenta en españa lo hacen porque no tienen otra opción.

De todos modos, lo que tenemos claro es que al mal tiempo hay que ponerle buena cara. Y es que, a pesar de todo, copamos las tasas más altas de bienestar subjetivo en el continente europeo.

Esto quiere decir que en nuestro país se mantiene un buen estado de ánimo general, una gran vitalidad y un buen interés por las cosas que ocurren a nuestro alrededor (según este índice creado por la Organización Mundial de la Salud).

Valoración subjetiva de bienestar de los trabajadores

subjective_well_being_index

Siguiendo con el mismo tema, las comparaciones son odiosas, pero esta vez salimos nosotros ganando. Si el índice supera sobradamente tasas del 70% (liderando este ranking), en otros con mejores condiciones laborales, (como Reino Unido o Italia) se quedan en aproximadamente en cifras cercanas al 65%. Casi diez puntos de diferencia.    

Además, no solemos faltar a nuestra cita con la responsabilidad: solo un 11% del total de empleados consultados se ha ausentado de su puesto de trabajo en el último año. La cifra más baja en toda la Unión Europea.

En cualquier caso, mantener el ánimo y la actitud positiva se puede considerar como la mejor medicina posible contra el empleo precario. Y es que, cabe recordar que estas “pueden, incluso, tener efectos adversos para la salud de los trabajadores”, según explica la propia fundación comunitaria, que asienta sus ideas en un sinfín de informes y estudios.

EL ABSENTISMO EN ESPAÑA ES MENOR QUE EL DE CUALQUIER PAÍS DE NUESTRO ENTORNO

“Un bajo nivel de decisión ha sido asociado con un mayor riesgo cardiovascular, enfermedades musculares y de esqueleto y de salud mental, tanto para hombres como para mujeres”, confirman como dato desde Eurofound en este sentido.

En el polo opuesto, una mejora en las condiciones laborales podría ser beneficioso “no solo para los trabajadores, ya que también se asocian de manera positiva con el desempeño de la empresa, su productividad e innovación”.

La pregunta que cabría realizarse en este punto es ¿Cómo es posible? Sobre todo si se tienen en cuenta las malas condiciones laborales que la crisis ha arrastrado hasta la actualidad.


- Publicidad -