viernes, 30 septiembre 2022 0:14

Florentino se juega a los chinos el futuro de ACS

Aún no tiene la autorización definitiva, pero Florentino Pérez -presidente de ACS- ya se ha anotado la operación como si estuviera finiquitada. La venta de Urbaser a un grupo de inversión chino, que le ayuda a reducir sustancialmente la abultada deuda de la constructora que, según el balance, alcanza los 2.751 millones de euros al cierre del tercer trimestre del año. (-29%).

Sin embargo, Pérez está seguro de que la operación se va a saldar sin ningún problema y que, por tanto, va a ingresar como mínimo 1.164 millones de euros. Una cantidad que se destina íntegramente a la reducción de facturas pendientes. De este modo, se quita de un plumazo el 42% del total que tenía hace tan sólo un año.

Los analistas temen que el año que viene las inversiones se vean lastradas por los escasos ingresos conseguidos en España

Una cifra que ya empieza a ser bien valorada por los analistas, y que supone situar el ratio de endeudamiento en 0,8 veces EBITDA. Pero es que la venta de la filial le va a dar a ACS una alegría más, porque el grupo chino que compra la compañía se lleva consigo una deuda de 742 millones de euros, que Florentino ya se ha ocupado de desligar del balance al situarla en la ‘Deuda ligada a Activos Mantenidos para la Venta’. Así que, como pueden imaginar, en los cuarteles generales de la constructora están como locos porque llegue Diciembre, cuando calculan que se cerrará la operación una vez que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia dé el visto bueno.

Será entonces cuando el grupo Firion Investments, controlado por el fondo Ying Han Investment Limited y propiedad del magnate de los residuos chinos Yan Shengjung, pase a controlar las basuras de medio centenar de ciudades españolas y gestionar 19 millones de toneladas de residuos anuales en nuestro país.

Marcelino Fernández, presidente de Hochtief y sucesor de Florentino Pérez al frente de ACS.
Marcelino Fernández, presidente de Hochtief y sucesor de Florentino Pérez al frente de ACS.

Ahora bien, el beneficio neto es de 570 millones de euros (-0,7%) y permanece casi inalterable respecto al año anterior. Situación que viene motivada por la caída de las obras en España, y por el descenso del área de Servicios Industriales por la ralentización de varios proyectos energéticos en México y el frenazo en activos energéticos en nuestro país. Una situación que según Juan Enrique Cadiñanos, de Admirall Markets «puede lastrar las posibilidades de ver una buena diversificación e inversiones nuevas en el ejercicio 2017«.

De hecho, el analista pone el foco en que España supone sólo el 14% de las ventas del Grupo ACS, frente al 25% de Asia Pacífico y el 46% de America del Norte, que son las principales portadoras a los resultados. En total, Florentino Pérez ha conseguido vender en estos nueve meses 23.371 millones de euros (-5,3%).

Unos resultados en los que juega un papel esencial a rentabilidad alcanzada en Hochtief, la filial alemana de ACS, en donde el ‘delfín’ de Florentino espera pacientemente su momento de dar el salto a la ‘pole position’. Se trata de Marcelino Fernández, quien dirige los designios en Alemania con bastante buen tino, a tenor de los resultados obtenidos.;


- Publicidad -