jueves, 30 junio 2022 18:30

Pikachu puede dar una vida extra a Nintendo

La compañía de Super Mario, Nintendo, presentará sus resultados para el primer semestre del año fiscal en Japón este miércoles, 26 de octubre. De ellos, se espera un aumento de tres puntos en sus ganancias netas finales. Pero, tras irse conociendo poco a poco los detalles de los mismos, los inversores han ido retirando su confianza y haciéndola caer cinco puntos en su bolsa de Tokio.

Todo esto se debe a que no es un crecimiento económico basado en su actividad ordinaria, –la venta de videojuegos- sino que, más bien, se basa en la venta puntual del equipo de béisbol americano, los Seattle Mariners, propiedad hasta hace poco de la empresa japonesa.

Evolución en bolsa de Nintendo en los últimos meses tras el lanzamiento de Pokemon Go
Evolución en bolsa de Nintendo en los últimos meses tras el lanzamiento de Pokemon Go

Nintendo cuenta con un gran apoyo de inversores. Un cinco por ciento no es una cantidad de la que sacar algo en claro, suele suceder pero no se le da tanta noticia si no es por sucesos colindantes. Sigue contando con todo tipo de apoyo de inversores y partners, aunque Nintendo ya avisó que sus resultados financieros serían decepcionantes. No es problema a corto plazo“, considera Yago Rosa, experto en videojuegos en el portal web Gadgetos, que considera que la firma, en ningún caso, ha perdido la certidumbre en el parqué.

En cualquier caso, Nintendo, que en los últimos meses ha subido y bajado en la bolsa como si de una montaña rusa se tratara, sobre todo después del lanzamiento de Pokemón Go (que parece haberse deshinchado), guarda todavía un as bajo la manga. Su nueva consola de sobremesa, la conocida popularmente con su nombre en clave, Nintendo NX, y oficialmente como Nintendo Switch.

Con el lanzamiento de este producto, previsto para el mes de marzo de 2017, la empresa tecnológica busca recuperar un mercado que perdió hace mucho: el de las consolas de sobremesa. Por ahora parece que ha conseguido convencer al CEO de Ubisoft, Yves Guillemot, que aseguró el pasado mes de septiembre que “la nueva consola de Nintendo es una máquina perfecta”.

pokeon_goPor su parte, el CEO de la consultara tecnológica, Kantan-Games en Japón, aseguraba a través de su cuenta de Twitter que “la mayor parte de los jugadores casuales que jugaban con la Wii ahora están en el mundo del móvil”, por lo que será difícil volver a engancharlos. En cualquier caso, Nintendo tiene ante sí un reto de palabras mayores.

Hay que remontarse un poco al pasado, para conocer el punto real de caída. Todo llegó con Wii U, que ha sido un auténtico fracaso, tal y como han reconocido a lo largo de estos años algunos dirigentes del propio negocio.

Nintendo tiene reservas de dinero para estar un par de décadas en pérdidas sin tener que hacer cambios notables

“Tengo el sentimiento de que la gente no ha entendido el concepto de Wii U y lo que estábamos tratando de hacer”, admitía Shigeru Miyamoto según recogía la revista, Fortune, a mediados de año.

De hecho, Wii U ha sido la plataforma de videojuegos menos vendida en toda la historia de Nintendo, con ventas que, a día de hoy, llegan a las 13,02 millones de unidades en todo el mundo. Un peldaño por debajo de la que hasta ahora ostentaba este dudoso honor: Gamecube.

“La Wii fue muy sencilla de vender, pero no se puede vender lo mismo dos veces a la misma gente, por mucha mejora gráfica que traiga, a pesar de que la segunda pantalla realmente ayudaba en muchos aspectos. Tampoco ayudó tener un hardware ya desfasado en una época donde las especificaciones técnicas son miradas con lupa antes del contenido en juegos”, admite el experto sobre este tema.

super_mario_wii_U

Además, si se comparan estos resultados con los de sus principales competidores, PS4 y Xbox One, el resultado es aún más desastroso. La primera, clara líder del mercado, ha conseguido comercializar ya un total de 43,4 millones de unidades en todo el mundo y la sobremesa de Microsoft, en clara tendencia ascendente, ha llegado hasta 22,3 millones de hogares.

Sony y Microsoft venden potencia gráfica y de procesamiento. Nintendo se centra en jugar de otras formas desde la Wii, con ambivalentes resultados”, aclara sobre este punto el propio Rosa.

La propia Nintendo ha reconocido que la Wii U fue un fracaso

Sin embargo, no todo puede ser negativo, la sociedad nipona sigue liderando el mercado de las consolas portátiles. Se han vendido ya un total de 59,79 millones de Nintendo 3DS, aunque todavía lejos de las cifras de sus antecesoras. Game Boy logró vender 118,69 millones de aparatos y Game Boy Advance, 81,51 millones.

Este último punto tiene, para Rosa, una sencilla explicación: “La competencia no logra asentarse. Ni Sega ni Sony han hecho maravillas en portátiles, pues Nintendo no apuesta por gráficos en ese sentido, apuesta por autonomía con potencia ajustada. Es lo que permite que te la lleves de viaje, apuesta por juegos con un componente de conectividad con otros jugadores”.


- Publicidad -