La firma de moda sueca se ha convertido en una de las grandes alternativas de Primark. Si bien es cierto que los precios de la ropa en H&M es más cara que en su rival londinense, la calidad de sus acabados, además del estilismo que ofrece, ha hecho que la conocida cadena de tiendas de moda y complementos se haya convertido en todo un referente en el sector.

Si a esto le sumamos iniciativas tan interesantes como vender ropa usada en su canal online, o las constantes colaboraciones con diseñadores de alto nivel, han encumbrado a la compañía a lo más alto del sector. Sí, Giambattista Valli ha sido el último en preparar una línea de ropa para H&M, pero no es el único.

Palesa Mokubung

Palesa Mokubung posando

Por primera vez en la historia de H&M, un diseñadora sudafricana colabora con la empresa con sede en Estocolmo. Para ello, anunciaron el lanzamiento de  una línea de ropa basada en Mantsho, la firma de Palesa Mokunbung. Un movimiento muy inteligente del gigante sueco para ampliar su cuota de mercado.

Creada en 2004, Mantsho significa “negro es bonito” en sesoto, lengua nativa en algunas regiones de África, consiguiendo colarse en las principales pasarelas internacionales. Y ahora, tendrá 14 diseños exclusivos, que van de los vestidos y faldas, pasando por kimonos y tops disponibles de forma exclusiva en H&M.