El yogur es uno de los alimentos más consumidos por los españoles. En cualquier supermercado es habitual ver como todo tipo de personas llenan su cesta con la compra con este tipo de producto lácteo. En realidad es un producto con unos altos valores nutritivos y unos índices de calcio muy altos. Además también aporta al organismo grandes dosis de vitamina B12 y puede llegar a ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, no hay un tipo de yogur igual a otro. Dependiendo de diversos factores que intervienen en sus procesos de producción y de la calidad de las materias primas con los que se hacen, los resultados obtenidos pueden llegar a ser bastante diferentes. Porque hay muchas variedades y marcas. De hecho, las grandes cadenas de alimentación tienen, a través de su marca blanca, su yogur de fabricación propia. Pero como decimos, no todos presentan los mismos estándares de calidad. En este artículo queremos mostrarte cuáles son peores yogures del súper y que no deberías comprar según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Sigue leyendo si quieres saber cuáles son.

Los estándares de la OCU para determinar cuál es el peor yogur

Yogur

La OCU presentó recientemente un informe con los resultados obtenidos tras realizar un exhaustivo análisis de los estándares de calidad de los yogures de marca blanca que se pueden encontrar en los supermercados españoles. Dicho análisis se ha basado en diferentes variantes como la composición del yogur, la cantidad de fermentos, la higiene en cualquiera de las fases de su producción, el sabor, el aroma la textura y los colores.

De todos los analizados, solo el análisis de un yogur terminó por debajo del aprobado. Aunque es cierto que por muy poco. De hecho, la OCU no desaconseja el consumo de ninguno de los productos que a continuación te mostramos.