WIFI

Internet se ha transformado en una herramienta casi imprescindible para la mayoría de las personas. Después de las redes cableadas, en la actualidad se han impuesto las redes wireless o WIFI, es decir, redes sin cables. Eso permite una mayor movilidad en ausencia de cables que te limiten desde dónde conectarte.

Cada vez hay menos personas de los llamados inmigrantes digitales que no usan de forma frecuente o eventual Internet. En el caso de los nativos digitales, el 100% de ellos lo hace. Eso significan millones de conexiones WIFI en funcionamiento en la actualidad. Incluso en Europa existen programas para llevar el WIFI gratis y abierto a los lugares públicos de las ciudades…

Málaga fue una de las primeras ciudades de Europa en disponer de WIFI gratis en lugares públicos, y la primera de España.

Redes WIFI: un gran negocio

Con esas cifras, los proveedores de servicios de Internet, o ISP (Internet Service Provider) por sus siglas en inglés, ingresan ingentes cantidades de dinero cada año debido a las tarifas impuestas a sus clientes. Pero no en todos los países esas tarifas son iguales, ni tampoco las velocidades y calidades lo son.

Analizamos las condiciones, velocidades de conexión WIFI y los precios de las facturas por los servicios de conexión en diferentes países, entre ellos España. También encontramos disparidad entre las zonas conectadas entre diferentes territorios. En España hay una buena vertebración de hilo de cobre y fibra óptica en ciudades, y con tecnología por satélite o WIMAX para zonas rurales.

Por ejemplo, dentro de Europa, entre el Top 10 de los países con la tarifas más caras se encuentran:

  1. Chipre
  2. Bélgica
  3. Portugal
  4. Irlanda
  5. Croacia
  6. Noruega
  7. España
  8. Eslovenia
  9. Italia

El Top 10 europeo de los países con las conexiones WIFI más baratas están:

  1. Bulgaria
  2. Polonia
  3. República Checa
  4. Letonia
  5. Rumanía
  6. Eslovaquia
  7. Estonia
  8. Alemania
  9. Finlandia
  10. Dinamarca

Los mejor parados son los países nórdicos, con Suecia y Dinamarca en cabeza al tener las conexiones más rápidas y los precios más bajos. Noruega iguala a estos países, pero tiene unas tarifas algo superiores.