endesa

El consorcio Volkswagen, a través de sus marcas Volkswagen Turismos y Volkswagen Vehículos Comerciales, ha realizado pedidos de más de 2.200 nuevos robots para sus plantas de Emden y Hanover (Alemania) y Chattanooga (Estados Unidos) para la fabricación de vehículos eléctricos.

La compañía indicó que estos robots se destinarán a la producción planificada de coches eléctricos en los centros de Emden, Hanover y Chattanooga, “que serán las plantas de producción más avanzadas de la industria”.

Así, Volkswagen Turismos ha realizado un pedido de más de 1.400 robots a la firma japonesa Fanuc para las factorías de Chattanooga y Emden, mientras que Volkswagen Vehículos Comerciales ha encargado al fabricante suizo ABB otros más de 800 robots para su fábrica de Hanover.

Estos dispositivos se destinarán, principalmente, a la fabricación de carrocerías y para el ensamblaje de baterías en las tres factorías, que se están adaptando en la actualidad a la producción de vehículos eléctricos.

Volkswagen fabricará desde 2022 el eléctrico ID.4 en Chattanooga y en Emden, mientras que el ID.Buzz se montará en Hanover también desde 2022. El responsable de Producción y Logística de la marca Volkswagen, Christian Vollmer, afirmó que en Emden y Chattanooga están desarrollando dos de las instalaciones productivas más avanzadas de la industria automóvil para la transición hacia la movilidad eléctrica.

El grupo Volkswagen invertirá 33.000 millones de euros hasta 2024 para convertirse en líder mundial del mercado de la movilidad eléctrica. De esta inversión total, los centros de Emden, Hanover y Chattanooga recibirán “varios miles de millones de euros”.