El acuerdo anunciado entre Movistar y Vodafone para que los ingleses puedan acceder a la fibra de los azules en todo el territorio nacional, sea o no una zona regulada por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), tiene varios efectos positivos para la compañía que dirige Antonio Coimbra.

El primero es que abandona su necesidad de mantener los ritmos de inversión y puede levantar el pie del pedal del capex. El acuerdo con Movistar es por volumen y por tanto, tiene un compromiso previo de líneas utilizadas. Lo cumpla o no, Vodafone deberá pagar por ellas.

Paralización de las inversiones

¿Qué implica esto? Por un lado, que Vodafone deberá intentar meter todos los clientes que pueda en la fibra de Movistar para cumplir esos mínimos garantizados, lo que sin duda implicará, si no un freno total, sí una paralización de las inversiones. La compañía se encuentra ya por encima de los 10 millones de hogares pasados y no tendría mucho sentido que siguiera creciendo tras la firma de este acuerdo.

Si lo hace, deberá ser prioritariamente en zonas en las que no esté Movistar y que además sean rentables. No son tantas. Le sale más a cuenta poner sus esfuerzos comerciales en aumentar la penetración en los hogares que ya tiene pasados con su propia fibra y en crecer lo suficiente en hogares pasados por Telefónica como para cubrir los compromisos mínimos.

Si no cumple objetivos habrá ofertas

¿Y si no llega a esos compromisos mínimos? Lo lógico será ver fuertes ofertas en zonas donde Movistar está presente y ellos no. Ya que tienen firmados un número determinado de clientes, los consigan o no, para ellos lo mejor será alcanzarlos a toda costa.

Fuentes próximas a Vodafone explicaron que el acuerdo es ventajoso por dos motivos fundamentales. Por un lado, hay zonas regulada donde no hubieran tenido acceso y en los que su huella es mínima. Con el nuevo pacto, llegarán a ellas. Por otro, la red HFC que compró Vodafone a Ono tenía y tiene aún zonas grandes en las que no están presentes.. El acuerdo con Movistar servirá para lo mismo que un premio humilde de la Lotería Nacional: Para tapar agujeros.

 

Comentarios