Vodafone

Las estrategias multimarca de los operadores de telefonía están provocando situaciones extrañas. Por un lado reniegan de la necesidad de inundar el mercado de gigas para navegar por el móvil; mientras que por otro con sus firmas low cost cada vez ofrecen más. Es el caso de Vodafone, que mete un chorreo de megas para su filial de bajo coste Lowi.

Con la llegada del verano, el operador rojo ha decidido hacer un guiño a los clientes de su segunda marca Lowi y les regalará 60 GB para navegar en el móvil, tanto a los servicios convergentes con fibra, como a los ‘solo móvil’. Desde el pasado 14 de junio, y hasta el 31 de agosto, los clientes de la compañía pueden solicitar la promoción para aprovechar durante estas fechas de tal desparrame de megas.

Con esto, el operador low cost de Vodafone quiere que sus clientes se despreocupen de todo y tengan conexión a internet en el móvil en todo momento. Y lo cierto es que se trata de una cantidad bastante importante. Esta promoción es válida tanto para los clientes actuales como para los que lleguen a la compañía. Y, como añadido, habrá un sorteo de otros 60 GB válidos hasta final de año.

Pedro Serrahima

Pedro Serrahima, el remedio (no) low cost contra la fiebre amarilla

El inicio de siglo estuvo marcado en la NBA por una de las mejores parejas de jugadores que ha habido: Shaquille O'Neal y Kobe...

Con esta estrategia el operador rojo, a través de Lowi, busca fidelizar a sus usuarios; y, por qué no decirlo, ver si pesca en otros caladeros, sobre todo en MásMóvil. Por eso, este movimiento se entiende como una bajada al barro para dejar de perder clientes móviles. Básicamente porque Vodafone está siendo el más castigado en este segmento de negocio desde que los amarillos compraran Yoigo y Pepephone.

VODAFONE AL CARRO DE LO QUE CRITICA

Desde que MásMóvil lanzó hace unos meses una tarifa ilimitada de datos en el móvil para navegar por internet, los tres grandes operadores con red propia han hecho dos cosas: criticar en cierto modo esa promoción; pero a su vez inundar el mercado con muchos megas a través de sus marcas de bajo coste. Y Vodafone no ha sido una excepción.

El operador rojo ha hecho ambas cosas. Ha sido de los más duros con respecto al lanzamiento de esa oferta infinita, porque cree que condiciona mucho a todos los operadores, al mismo tiempo que no termina de ver una necesidad clara; y, por otro lado, ha tenido que moverse comercialmente. Esto de Lowi ha sido solo el último paso, pero ha habido más.

Hace unas semanas pisó el acelerador con sus ofertas “pass”. Es decir, esos agregados que hace en sus tarifas de móvil para que no haya consumo de datos en servicios de redes sociales, video, música… Incluyo mejoras, remodeló precios; y todo con el objetivo de frenar en la medida de lo posible la pérdida de clientes que está teniendo en ese segmento.

Comentarios