banca

Más de medio millón de viviendas. Este es el número que los analistas estiman para la venta de viviendas en este año 2018. Y es que el mercado parece iniciar la senda del crecimiento tras una de las peores crisis inmobiliarias de la historia. En concreto, los expertos apuntan a que el número de viviendas vendidas crecerá un 7%, mientras que el precio de las mismas lo hará en un 5%. Pero no habrá ‘champán para todos’. Y ahí la banca podría quedarse sin su copa.

Cierto que la economía española crecerá en el entorno del 3% en 2018, lo que sin duda ayudará a aumentar la demanda de vivienda. Pero no será igual para todos los perfiles. ¿Cuál es el segmento de edad en el que más ha crecido la compraventa de vivienda? La horquilla que va desde los 25 a los 34 años.

El precio de la vivienda está subiendo a un ritmo más alto que el poder adquisitivo de los jóvenes

Según manifestó Beatriz Toribio, directora de estudios de Fotocasa durante el evento Inmociónate 2018, los jóvenes están deseosos de comprar pero se encuentran con una importante piedra en el camino: “Lo hacen en menor medida porque la pérdida de poder adquisitivo limita su acceso al mercado”. Y fue más allá: “El precio de la vivienda está subiendo a un ritmo más alto que el poder adquisitivo de los jóvenes”.

Una opinión que fue corroborada por Fernando Encinar, fundador y director de Comunicación de Idealista: “Dos de cada tres jóvenes comprarían una vivienda si hubiese una mayor certidumbre económica o más facilidades a la hora de acceder a un préstamo hipotecario”.

LA BANCA TIENE UN IMPORTANTE LASTRE

La banca está inmersa en esa ‘batalla’ por deshacerse de los activos dudosos a la par que ofrecer a los clientes las hipotecas en las mejores condiciones. Por ejemplo, Banco Santander acaba de lanzar la Hipoteca Santander Subrogación Acreedor, que ofrece ventajas si se trae el dinero de otra entidad.

“El euribor durará poco en los niveles a los que está. Los tipos volverán a subir en 18 o 24 meses, aunque no llegarán a niveles del 4% o superiores”, augura Fernando Encinar. Todo un freno a quienes desean comprar vivienda… y para la banca.

Banco Santander

Banco Santander potencia su apuesta eco friendly

Banco Santander ha lanzado un fondo de inversión en renta variable europea cuya base son empresas medioambientalmente sostenibles

En su cartera hay viviendas atractivas, a un buen precio (las rebajas han llegado incluso al 60%) pero que siguen sin venderse un año sí y otro también. A veces porque son ‘islas’ aisladas del resto del mundo, del núcleo urbano más cercano. Un hecho que también significa que estén alejadas de los centros de trabajo, lo que aumenta el gasto en desplazamientos. En otras ocasiones, pueden tener algún tipo de problema legal, carecer de servicios básico, o en algún momento, fueron habitadas por ocupas.

¿En total? 3,4 millones de casas vacías. “Estas se ubican en municipios con menos de 20.000 habitantes. En los lugares donde más se necesita la construcción de viviendas carecen de ellas”, indica Fernando Encinar. Particulares y bancos se reparten este singular pastel.

Sólo el 4% de las viviendas de entidades financieras a la venta están en ciudades con más de medio millón de habitantes; el 14% entre 100.000 y 500.000 habitantes; y el 13% entre 50.000 y 100.000 habitantes. Según Fernando Encinar, “el 73% del stock de viviendas de la banca se ubica en municipios con menos de 50.000 habitantes, y en zonas con poca demanda como Alicante, Almería, Castellón, Murcia, La Rioja, Toledo o Valencia. Es decir, que a tres de cada cuatro viviendas se les puede poner el cartel de invendible.