Dinero

Ahorrar dinero es una tarea casi imposible para muchos. Se empieza con mucha ilusión, compras la típica hucha para guardar dinero. Pero mes tras mes fracasas de forma estrepitosa. ¿El motivo? Las malas costumbres. Por ello, estos trucos y consejos te van a enseñar a ahorrar cada mes para poder vivir mejor y más tranquilo.

Además, el dinero que consigas ahorrar con estos trucos te pueden servir para tener un colchón económico que te permitirá darte algún capricho, como un viaje de vacaciones o poder comprar cualquier electrodoméstico que se estropee.

dinero

Utiliza un programa para llevar las cuentas de casa

Puede parecer una tontería, pero es uno de los mejores trucos para ahorrar dinero. Y es que, teniendo un control mucho más exhaustivo de tus gastos e ingresos, podrás saber los motivos por los que a final de mes siempre encuentras telarañas en tu cartera.

Además, te va ayudar a ver con otros ojos esos servicios que apenas utilizas y por los que estás pagando mes a mes. ¿De verdad te hace falta tener Netflix, HBO y Amazon Prime Video? Seguramente no. Eso sí, apunta absolutamente todos los gastos, incluso esas cervecitas que te tomas con los amigos, o la palmera de chocolate que te has tomado de camino al trabajo.

El café de la mañana, ese gran enemigo de tu dinero

Si cada día te tomas un café en el trabajo, y contando que vas al bar, te gastas una media de 1.30 euros al día. O lo que es lo mismo, unos 26 euros al mes si trabajas de lunes a viernes. Exacto, al año, consumes 312 euros solo en el cafecito que te tomas en el tiempo de descanso. ¿Por qué no te reservas ese café para los viernes? Así lo disfrutarás mucho más. El resto de días te puedes llevar una botella de casa con café con leche. Ahorrarás más de lo que piensas.

Los sobres de dinero, tu mejor aliado para ahorrar dinero

Una de las mejores formas de ahorrar dinero mes tras mes es utilizar un sistema de sobres. ¿En qué consiste? Pues muy sencillo. Lo único que necesitas son un total de ocho sobres: cuatro para la comida semanal y cuatro para los extras.

Establece una cantidad semanal que deberás gastar en comida. Dentro de este gasto incluye cualquier tipo de compra que realices en el supermercado, como papel higiénico o productos de limpieza. Lo mismo para los gastos extra, que incluyen los cafés con tu pareja, esa palmera de chocolate camino al trabajo (que deberías eliminar de inmediato) y resto de actividades.

Si por ejemplo tienes 70 euros para gastar en comida a la semana, bajo ningún concepto has de exceder esa cantidad. ¿Que quieres un capricho? Te lo quitas del dinero que tienes para extras. ¿Te ha sobrado dinero durante una semana? Nada de dejarlo para la semana siguiente, lo guardas en un nuevo sobre llamado “emergencias”.

Ir a comprar sin saber cuánto te has gastado es uno de los mayores fallos que cometen los españoles. Evidentemente, en el momento de pagar sabes cuánto te ha costado todo, pero al poco tiempo te olvidas. En serio, ¿sabes el gasto mensual que realizas en comida? Ahí tienes la respuesta.

carrito en el supermercado

No vayas a comprar sin una lista de la compra

Otro de los mejores trucos para ahorrar dinero es tener cabeza cuando haces la compra. Si vas sin ton ni son, la impresionante maquinaria de marketing de los grandes almacenes te conducirá en una vorágine de compras inútiles: un nuevo paquete de galletas, esa bebida de la que te has encaprichado.

ahorrar batería en el móvil

Trucos para ahorrar batería con el móvil

Cuando miras tu móvil, hay un icono que puede relajarte, hacerte sentir incómodo o ponerte de los nervios. ¿Sabes cuál es? ¡LA BATERÍA! Esa cosita...

¿La solución? Ten una lista de la compra que vas a seguir a rajatabla. Para ello, revisa bien en casa lo que te falta antes de salir. Lo apuntas con el móvil y compras solo lo que tengas en tu lista. ¿Has visto algún capricho que te apetece mucho? Pues lo guardas para la siguiente compra, si tu presupuesto te lo permite.

Y no dudes en coger todos los folletos de los supermercados, para ir apuntando las ofertas. Eso sí, con cabeza. Hay veces en que no todo es oro lo que reluce, así que fíjate bien en el precio en kilos, o litros, para confirmar que esa oferta tan interesante no es un regalo envenenado. ¡Te sorprenderá el dinero que podrás ahorrar!