Visionlab

El emplazamiento es de los que enamoran: la madrileña plaza de Callao. Las dimensiones, lo suficientemente atractivas: 225 metros cuadrados. Y el que alquila es: Visionlab. ¿Una óptica metida en el sector inmobiliario?

Más bien al contrario. En más de una ocasión, su director general, Carlos Otero, ha afirmado que son una inmobiliaria que además vende gafas. ¿Por qué? Porque la práctica mayoría de sus 131 establecimientos son tiendas propias, en concreto, 127. De ahí su músculo financiero. También están presentes en centros comerciales aunque son espacios que habitualmente se alquilan. Sin embargo, Visionlab ha conseguido que alguna propietaria les vendiese el local. Aunque no todas. Tampoco franquicia.

Al alquilar el local está ‘rompiendo’ una de sus señas de identidad que era la de abrir establecimientos de gran dimensión

Entonces, ¿por qué alquilar parte de uno de sus establecimientos más emblemáticos? Desde la enseña indican que, después de reformar el local, vieron que “era demasiado grande”. De ahí el cartel de ‘se alquila’ en las puertas. ¿Freno y marcha atrás en su política? Ese tipo de local, grande, fue una de las señas de identidad de Visionlab desde 1985 cuando abrieron uno con 900 metros cuadrados. La otra fue la entrega de gafas en una hora.

VENTAS PLANAS EN VISIONLAB

España es el país con más ópticas del mundo por habitante: una por cada 4.900. Al ser tantos a repartir (muchos licenciados montan su propia tienda como autónomos), los ingresos y los márgenes bajan, las ofertas se incrementan… y si, además, la crisis se hace presente, el resultado es que el sector se resiente: las caídas han estado en torno al 40-45%.

Echando la vista atrás, a mediados de 2008, Visionlab tenía un crecimiento del 29,5% sobre el año anterior. A partir de entonces, las ventas se desinflaron. En 2014 (49,7 millones) y 2015 (53,9 millones), se recuperaron, pero sin llegar a los resultados pre crisis. En 2016 llegaron a los 54,8 millones, y en 2017 se repitieron guarismos, por lo que el año fue plano.

¿Cuáles son las previsiones para 2018? Intentar crecer a doble dígito en España y Portugal, donde tienen asentadas sus tiendas. Bilbao, Pamplona y San Sebastián han visto nuevas aperturas recientemente. ¿Otros destinos allende los mares? No.

MásMóvil

La carrera a dos velocidades de MásMóvil y Euskaltel

Las telecos MásMóvil y Euskaltel esstán viviendo comportamientos diferentes tanto en cuanto a número de clientes como en el precio de su acción.

Eso no significa que no lo intentaran en el pasado, pero fueron aspiraciones fallidas por circunstancias ajenas, por decirlo así: al mes de estar en Argentina, estalló el corralito. A punto de entrar en el norte de África, salta la primavera árabe. Y en Polonia se tiraron dos años intentando firmar las escrituras del local. Finalmente desistieron de conquistar nuevos mercados de fronteras afuera.

¿Y vender Visionlab? La palabra no entra dentro de sus planes, y eso que diferentes fondos de inversión han llamado a su puerta. Lo que sí están acometiendo es una especie de ‘lavado y abrillantado’ de sus establecimientos, para hacer más atractiva la experiencia del cliente.

Hablando de clientes, cuentan en su base de datos con cinco millones. Una cifra que han mantenido a pesar de la crisis entre otras razones porque la persona que se hace un par de gafas suele ser fiel a ese establecimiento. Eso no quiere decir que no los perdieran, pero volvieron a partir de 2014.

Otros datos significativos de Visionlab es que posee alrededor del 5% de cuota de mercado (el 90% de sus ingresos procede de la óptica y el 10% restante de la audiología), invierte el 3% de sus ventas en adquirir tecnología, y ha invertido más de 8 millones de euros en los últimos tres años en I+D+i. Se trata de la segunda cadena de ópticas del país, después de Multiopticas (con más de 500 establecimientos).