plataformas freelance

El freelance es aquella persona que ha decidido trabajar por cuenta propia. Puede operar como autónomo o tener su propia empresa, pero se caracteriza por tener espíritu emprendedor y ser lo suficientemente capaz como para atender a las múltiples tarea que implica trabajar solo y sacar adelante un proyecto personal.

El freelance trabaja de forma independiente ofreciendo servicios a otros profesionales o empresas. Aunque no es un requisito necesario, en la mayoría de los casos suele tratarse de alguien que desarrolla su labor directamente desde su casa. No deja de ser un autónomo, pero para muchas personas el freelance es un perfil algo diferente. Veamos algunos aspectos positivos y negativos de escoger esta forma de trabajar. Empezaremos con cuatro ventajas y luego pasaremos a cuatro desventajas.

El horario del freelance es flexible

horario del freelance

Una de las cosas que menos les suele gustar a los trabajadores asalariados es la falta de libertad que tienen con respecto a su tiempo, ya que la mayoría de ellos tienen la obligación de cumplir con su labor dentro de un determinado horario que viene preestablecido por la empresa. Sin embargo, el freelance no tiene este problema.

Poder trabajar cuando se quiera, con total libertad de horarios, es para muchos una de las grandes ventajas de ser un profesional independiente. Puede trabajar solo por la mañana, por la noche, o incluso plantearse la semana laboral de cuatro días. Mientras sea capaz de sacar adelante sus proyectos, nadie va a decirle nada sobre el tiempo que dedica a su trabajo.