Lidl

A pesar de que consideramos que Lidl tiene productos de calidad, es cierto que tiene algunos productos que es mejor ni mirar. Claro está que, cuando compras en un supermercado que te ha dado tantas satisfacciones (gastronómicamente hablando), piensas que todos los productos del supermercado merecen la pena, cuando la realidad es precisamente otra.

A continuación vamos a conocer las veces que Lidl nos la clavó hasta el fondo por ofrecernos productos de calidad dudosa. Así que, si quieres salvarte de comprar algunas cosas que no merecen la pena, o que al menos nosotros lo consideramos, no te pierdas nuestra siguiente lista.

El desmaquillante de Lidl, un fracaso absoluto

Es barato, tiene un packaging y no merece la pena. El desmaquillante de ojos de la marca Cien, que es la marca de belleza y cuidado corporal de Lidl, pinta muy bien. Como hemos comentado, tiene un precio estupendo de apenas 1 euro, un packaging muy cómodo de usar y algunas opiniones que no están del todo mal. Pero, ¿Cuál es la nuestra? Pues que no vale la pena.

El desmaquillante de ojos Cien cumple su función, desmaquilla el ojo, pero, ¿Cuál es el problema? Que pica. Es uno de esos desmaquillantes que, además de tener que usar una gran cantidad de producto, con lo que el ahorro finalmente es casi nulo, daña el ojo. Es por eso por lo que, directamente, no lo recomendamos. Lidl nos la ha clavado.