Uber

Las compañías de alquiler de vehículo privado tipo Uber o Cabify tienen dos frentes abiertos difíciles de cerrar. Por un lado el propio de su negocio y su choque con el sector del taxi; y por otro (y no menos importante) el impacto de su imagen en la sociedad. Como el primero va para largo, toca centrarse en el segundo. Un ejemplo se vivirá esta semana durante el festival Mad Cool.

En concreto, Uber se ha convertido en patrocinador oficial (uno de tantos) y, además, prestará una serie de servicios de transporte, comida y logística. Con esta acción, la empresa de vehículos con licencia VTC pretende potenciar su imagen dentro de un target de público muy concreto. De hecho, se espera que acudan al evento más de 80.000 personas por día durante el transcurso del festival que se prolongará desde este jueves hasta el sábado, día 14.

Es decir, Uber en estos momentos está muy lejos de poder satisfacer tal demanda, por lo que se convertirá en un soporte de transporte más, junto a autobús, metro y sus grandes rivales: los taxistas. Aunque precisamente el objetivo es ese: normalizar la relación dentro del ámbito del transporte y asentarse como patrocinador de eventos, anunciante y cualquier otro tipo de acción que marketing que pueda llevar a cabo una empresa.

Alsa

Alsa, al borde del caos este verano por su monopolio

La masiva afluencia de pasajeros de autobús este verano supone un problema para Alsa y su monopolio desbordado puesto que no podrá hacer frente a la demanda.

Entre las acciones que llevará a cabo Uber en el contexto del Mad Cool, los pasajeros de la plataforma podrán llegar al recinto sin colas y aglomeraciones puesto que los conductores tendrán un acceso exclusivo que facilitará la entrada al recinto. Asimismo, aprovecharán para potenciar la visibilidad de Uber Eats.

También habrá puntos de recogida para los usuarios, posibilidad de compartir, etc. De esta manera Uber quiere mostrar todas sus cartas ante un público perfecto para ellos: gente de mediana edad, moderna, urbana y con cierta capacidad económica. Justo los clientes que pretende arrebatar al taxi.

UBER SABE QUE ESTO VA DE IMAGEN

En los dos frentes abiertos, la imagen corporativa tiene la misma importancia que la pelea con los taxistas. De ahí que recientemente Uber haya movido ficha. Según explica el periódico especializado PR Noticias, la compañía ha elegido a Shackleton como agencia creativa para realizar campañas de marca, producto y promoción en España.

Para ello la empresa habría sido seleccionada después de superar un concurso celebrado durante el pasado mes de abril en España. Entre las labores de la agencia estará la de ocuparse de las campañas de lanzamiento, captación y desarrollo de la relación de marca con sus usuarios y la sociedad en general. Uno sus primeros trabajos tuvo una relación directa con las fiestas de San Isidro en Madrid. El objetivo el mismo: congraciarse con la opinión pública alejada de los problemas con los taxistas, los tribunales y las normativas municipales.

Cabify

Cabify no busca una campaña de marketing en su denuncia a Podemos

En el contexto de una pelea, uno sabe cómo entra, pero nunca puede predecir cómo saldrá. Bajo esta premisa, Cabify mantiene su firmeza contra...

Asimismo, desde este diario aclaran que Shackleton proveerá a Uber de asesoramiento estratégico, creatividad, producción, y su declinación publicitaria en medios. De esta manera, la plataforma refuerza su asesoramiento en comunicación que ya contaba con la ayuda de la consultora Llorente & Cuenca en el área de Comunicación Corporativa, donde seguirá desempeñando las mismas labores que hasta ahora.

LOS PROBLEMAS CONTINÚAN

Todos estos movimientos no son aleatorios. Uber y las demás empresas del sector tienen ahora un incendio en Barcelona. La alcaldesa de la capital catalana quiere aplicar a rajatabla la limitación de licencias VTC por cada taxi, y ha desarrollado una ordenanza municipal que actúa de doble licencia para que, de este modo, sea muy complejo tener todo en regla.

Y no solo eso. En Madrid también hay lío. La Federación Española del Taxi, Fedetaxi, se ha personado en el Tribunal Supremo frente al recurso contencioso-administrativo interpuesto por Uber contra el real decreto del pasado 29 de diciembre, en lo referente al registro digital de servicios prestados por los vehículos de alquiler.

Fedetaxi opina que Uber pretende con este nuevo litigio “evitar el control” de los servicios de las VTC por parte de las comunidades autónomas. Ese control sobre los servicios VTC habría dado como resultado solo en la Comunidad de Madrid un aumento de las sanciones en un 220 % en el periodo 2015-2017, según Fedetaxi.

Con este panorama, Uber se juega mucho en este Mad Cool. Imagen, pero también prestigio y, sobre todo, la captación de un núcleo de clientes que debe fidelizar. También se juega la normalización de su relación con la sociedad y las personas.

Comentarios